Rutinas fáciles para brazos

1

Tener unos brazos firmes y tonificados también es necesario para verse bien y en plena forma.Normalmente hacemos hincapié en los glúteos y piernas, pero no hay que descuidar el tren superior.Hay un límite en el tamaño que tus brazos pueden llegar a tener, pero se pueden ver perfectamente esculpidos si logras definir tanto los bíceps como los tríceps. Es fácil olvidarte de los tríceps porque no es un grupo muscular que puedes ver todo el tiempo (por si no lo sabías, está compuesto por 3 partes que se encuentran en la parte trasera de tus brazos), pero eso solo hace que tus brazos se ven menos proporcionados y que te tardes más en aumentar su tamaño.

brazos 2

brazos 1

La mejor rutina para brazos es la que abarca todos los músculos involucrados, es importante mantener tus codos controlados y aislar cada movimiento para que haga su trabajo (no te sirve de mucho cargar mucho peso si no tienes la forma correcta)Si no estamos acostumbrados a hacer ejercicio es conveniente que, para fortalecer los brazos, vayamos poco a poco. Empezaremos con pocas repeticiones y peso e iremos incrementándolo a medida que ganemos fuerza.

Elevaciones laterales para los hombros

Este es uno de los mejores ejercicios para tonificar los brazos y que puedas dejar tus hombros al descubierto en verano. Este ejercicio se realiza de pie. Lo único que tienes que hacer es flexionar ligeramente las rodillas y sostener una mancuerna en cada mano (si no posees este accesorio, prueba con una botella). Ahora, eleva los brazos en lateral hasta que veas que tu hombro, codo y muñeca se encuentren alineados y paralelos con respecto al suelo. Procura no subir tus hombros más de lo necesario y que siempre se mantengan atrás y hacia abajo al mismo tiempo que sacas un poco el pecho.

Curl de bíceps

El curl de bíceps es otro ejercicio clásico. Consiste en colocarse de pie con las rodillas un poco flexionadas y los brazos caídos, y sujetar una mancuerna en cada mano. En esta posición, dobla los codos y lleva tus muñecas hacia los hombros. Una vez ahí, baja lentamente. Ten cuidado de no separar los codos del cuerpo, procura que en todo momento se encuentren pegados a tu cuerpo. Tampoco arquees la espalda, mantenla recta y erguida.

Flexiones de pecho

Las flexiones de pecho nos ayudan a trabajar el pectoral, pero también colaboran de forma activa los tríceps. Túmbate boca abajo y coloca las manos a una anchura un poco mayor que la de tus hombros. Desde ahí, empuja el suelo para hacer que tu cuerpo se eleve, y vuelve a bajar despacio. Si estás comenzando y todavía no puedes hacer una flexión sobre la punta de los pies (no te preocupes, es normal cuando comienzas a hacer ejercicio) puedes empezar haciéndolas de pie y apoyando las manos en la pared. Otra de las maneras de hacer este ejercicio más sencillo es apoyarnos en las rodillas en lugar de en la punta de los pies.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.