Brazos y piernas perfectas

Con solo media hora de práctica, de estos dos ejercicios fáciles, endureces tus extremidades, fortaleciéndolas y tonificándolas. ¿Lo ideal? Realizarlos después de diez minutos de actividad aeróbica. Así quemas más calorías y restas centímetros.

Extremidades inferiores: piernas y muslos

Párate con los pies separados al ancho de los hombros y las rodillas levemente flexionadas y eleva los brazos hacia adelante, a la altura del pecho. Haz una inspiración y mientras exhalas, flexiona las rodillas como si te estuvieras sentando en el aire, llevando levemente la columna hacia adelante. Manteen la posición durante cinco segundos. Luego sube y realiza tres series de veinte ejercicios, cada una.

Extremidades superiores: tríceps

Párate derecha, con las piernas separadas al ancho de los hombros, sosteniendo en cada mano una mancuerna de uno o dos kilos si es la primera vez que haces el ejercicio. Haz una inspiración profunda, y mientras levantas lentamente los brazos, exhala. Cuanto más lentos hagas el movimiento, mejor trabajan los músculos tríceps. Mantén la espalda recta y el ritmo respiratorio con los movimientos, para no cansarte. Realiza tres series de veinte cada una.

1 comentario en Brazos y piernas perfectas

  1. La descripción de los planos musculares que trabajan durante la actividad es de vital importancia para el lector. Aumenta el interés por la actividad física, aporta mas conocimiento.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.