Running: Cuándo No es Recomendable Practicarlo

El running es una de las rutinas de ejercicio más recomendadas para personas de todas las edades puesto que el deportista puede decidir qué intensidad quiere dar a su ejercicio. Conviene puntualizar que este tipo de ejercicio aeróbico es uno de los más saludables en una sociedad en la que el estrés crónico es un problema real en tiempo de trabajo. Además, conviene puntualizar que el running también mejora la salud de los huesos. Sin embargo, más allá de los beneficios de esta práctica, pueden existir contraindicaciones. Un médico es quien mejor puede asesorarte de un modo personalizado sobre cuál es el tipo de deporte que más te conviene.

Running: Cuándo No es Recomendable Practicarlo

Cuándo no es aconsejable para practicar running

  • 1. Si has tenido recientemente una lesión en la zona de las rodillas o en los tobillos y todavía no es totalmente recuperado, es mejor que elijas otra disciplina. Es probable que si practicas running y no te has recuperado completamente, experimentes dolor en alguna zona.
  • 2. Si no estás habituado a practicar deporte de un modo regular es aconsejable que evites las largas distancias y comiences entrenando con un plan adaptado a tus necesidades. Un entrenador personal te asesorará con realismo.
  • 3. Aquellas personas que sufren obesidad también corren más riesgo de sufrir una lesión como consecuencia de la práctica del running.
  • 4. Quienes sufren asma deben consultar previamente con el médico para poder tomar la decisión.
  • 5. Una persona que sufre algún tipo de desorden alimentario es preferible que busquen un tipo de actividad alternativa al running para no estar tan concentradas en su peso.

Ventajas del running

El running aporta grandes beneficios, como por ejemplo, la libertad de horarios puesto que puedes adaptar el tiempo de ejercicio físico a tu agenda sin estar condicionado por el horario de gimnasio. Practicar running también es una forma de desconectar de la tensión intelectual, por ejemplo, si estás estudiando y vives una etapa de preparación de exámenes.

Para resolver cualquier duda que tengas sobre si te conviene o no practicar running, habla con tu médico. Es quien mejor puede asesorarte.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.