Lesiones en el atletismo, la tendinitis del músculo tibial

Las lesiones más comunes en el atletismo y cómo prevenirlas. ¿Cómo se lesionan los músculos tibiales al practicar el atletismo y las carreras de manera continuada?  Las lesiones en el entrenamiento son casi el 90% del total, motivo por el cuál se vuelve indispensable aprender los orígenes y prevención de las lesiones tibiales. Un repaso a consejos para tratar lesiones en los tibiales y mejorar el cuidado de tu cuerpo para entrenar mejor.

¿Cómo se origina la tendinitis en los tibiales?

Entre las lesiones típicas del deporte, y del atletismo en particular, la tendinitis es una de las más reiteradas. Se ocasiona por el sobreuso crónico y el desequilibrio dinámico entre los músculos de la pierna. Los músculos anteriores de la pierna son más débiles que los músculos posteriores, por ese motivo los gemelos y el sóleo tienen mayor resistencia. Es importante tener en cuenta que, en términos médicos, la pierna es el espacio entre la rodilla y el tobillo, por eso analizaremos las tendinitis del músculo tibial anterior y posterior, dejando el resto de los músculos por fuera.

Correr por terrenos de irregularidades muy marcadas, tropezar y forzar los dedos de los pies, son algunas de las claves para sospechar de una tendinitis de tibial. También aquellos corredores que golpean el suelo pisando violentamente y con gran sonoridad tienden a ser afectados por este tipo de lesión.

Tendinitis del tibial posterior

Suele manifestarse con dolor en la parte interna del pie, debajo del tobillo o en el canto. También duele cuando se estiran los gemelos flexionando el pie contra la pierna. Son lesiones habituales en los corredores porque están relacionadas con el estrés al que sometemos nuestro cuerpo al entrenar de forma regular.

Un primer consejo para reducir los dolores es reducir la intensidad y el kilometraje de cada salida. Luego hay que hacer estiramiento suave, aplicación de hielo en la zona afectada, masaje de vaciados venosos y en los músculos posteriores y anteriores de la pierna. En los últimos tiempos los profesionales han optado por la electroterapia con microondas y el uso de máquinas ultrasonidos, sin embargo hay profesionales que no lo recomiendan por la cercanía con el hueso y el periostio que tiende a irritarse con el uso de ultrasonidos.

Tendinitis del tibial anterior

Este dolor es un poco más intenso en la mayoría de los casos. Se da en el centro de la pierna y en los músculos exteriores del frente de la pierna. El estiramiento del tibial anterior requiere apoyar el pie de la pierna a estirar y luego estirar y tirar de los dedos y sus radios hacia la planta del pie. Esto generará una tensión agradable en la cara anterior de la pierna. Hay que tener cuidado y mantener entre 15 y 20 segundos para permitir que el músculo se vaya acomodando.

Consejos para evitar la tendinitis tibial

Es importante tener en cuenta que el uso de hielo y baños de agua fría ayuda a disminuir la intensidad de la lesión. Sin embargo, la clave para evitar lesiones en el atletismo es escuchar al cuerpo y utilizar frío para ayudar a reducir inflamaciones. El hielo reduce el dolor, y el frío ayuda a constreñir el sistema circulatorio en las piernas para después relajarlos. Al liberar el estrés, los músculos se encuentran listos para la próxima sesión en el circuito que escojamos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.