Trucos de ALIMENTACIÓN para tu rutina de enternamiento

Acompañar tu rutina de ejercicios con una buena alimentación es muy positivo para lograr un estado físico óptimo. Es muy importante realizar una buena dieta y alimentarse de forma ordenada, con un buen desayuno, porciones del tamaño adecuado y comidas para antes y después de la rutina. Además es fundamental mantener una buena hidratación para que tu organismo reciba los nutrientes y elimine las toxinas de la forma más eficiente. ¿Qué consejos son los mejores para una buena alimentación y una rutina de ejercicios con resultados para tu cuerpo?

1. Desayuna de manera sana

El desayuno es la comida más importante del día dicen los especialistas en nutrición. Es la comida donde debemos obtener mayores nutrientes y energía para ir consumiendo a lo largo del día, con pequeños refuerzos al mediodía y a la tarde, y apenas alguna porción liviana por la noche. Si vas a hacer ejercicio por la mañana, procura levantarte con el suficiente tiempo para desayunar y realizar ejercicios recién una hora después de terminado el desayuno. Se recomienda comer algo liviano si vas a entrenar una hora después. Lo más recomendable son los carbohidratos y las bebidas deportivas.

¿Qué tiene que incluir un buen desayuno?

  • Jugo
  • Una banana
  • Yogur
  • Un panqueque
  • Cereales o pan integral
  • Leche descremada

Si eres de las personas que disfrutan un café al despertar, puedes consumirlo antes de hacer ejercicio. Eso sí, recuerda que cuando consumes un alimento por primera vez antes de hacer actividad física hay riesgo de sufrir algún malestar estomacal.

2. Cuida el tamaño de las porciones

A la hora de diseñar una alimentación saludable para el entrenamiento, ten en cuenta que las comidas abundantes deben realizarse al menos 3 o 4 horas antes de hacer ejercicio. Las comidas pequeñas, también conocidas como colaciones, pueden ingerirse entre 1 y 3 horas antes de hacer actividad física.

Si comes demasiado antes de empezar tu rutina de ejercicios corres el riesgo de entrar en una sensación de aletargamiento. Por el contrario, si comes muy poco, no tendrás energía y puede que no termines de forma adecuada la rutina de ejercicios planteada.

3. Pequeñas colaciones saludables

Las colaciones saludables son indicadas para consumir durante y entre los ejercicios. Estas pequeñas porciones de determinados alimentos pueden ayudarte a combatir la sensación de hambre, aún si no te brindan toda la energía necesaria para la práctica de ejercicios físicos. En caso de tener una rutina de ejercicio que dura más de 60 minutos, puedes beneficiarte con un alimento o una bebida saludable. Por ejemplo:

  • Batidos de frutas
  • Banana
  • Galletas de harina integral
  • Yogur
  • Manzana
  • Bebidas deportivas

4. ¿Qué podemos comer después de la rutina de ejercicios?

La alimentación después de nuestra rutina de ejercicios también es importante. Aquí debemos consumir carbohidratos y proteínas para ayudar a los músculos a recuperar tonicidad y aumentar las reservas de glucógeno que se perdieron durante la actividad física. Algunas alternativas incluyen:

  • Un batido de recuperación
  • Yogur y frutas
  • Sandwich de pollo y vegetales
  • Líquidos

Estos consejos de alimentación te ayudarán a cumplir mejor con tus rutinas a la hora de entrenar. Te sentirás con la energía suficiente y siempre podrás recuperarte en tiempos normales tras una rutina de intensa actividad física.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.