La musculación y los anabólicos

Los anabólicos esteroides, o más precisamente anabólicos androgénicos esteroides, son drogas pertenecientes al grupo de las ergogénicas, también llamadas drogas de performance. Las mismas son sustancias sintéticas derivadas de la testoesterona, una hormona natural masculina.

El termino “anabólico” significa “constructor” o “fabricante”, y “androgénico” significa “masculinizante”, o sea que otorga características sexuales masculinas. Los esteroides derivan de las hormonas; a su vez, los anabólicos esteroides conforman un grupo dentro de estas drogas hormonales. Un hombre sano puede llegar a producir entre 2 y 10 miligramos de testosterona al día en tanto que la mujer lo hace pero en cantidades ínfimas. Las hormonas anabólicas ayudan al cuerpo a absorber las proteínas, propician el desarrollo muscular, óseo y de la piel. Las características androgénicas de la testosterona se relacionan con la masculinidad: durante la pubertad permite el desarrollo sexual masculino, el crecimiento capilar en el cuerpo y el agravamiento de la voz.

El uso medico de esta droga es variado, siendo utilizado en terapias contra ciertas clases de anemia, cáncer de pecho, osteoporosis y otras enfermedades así como también para post quirúrgico, con el objetivo de mejorar el apetito del paciente.

El aumento de la cultura por lo físico ha incrementado de manera notable el uso no terapéutico de anabólicos androgénicos esteroides en adolescentes y jóvenes adultos.

Según la agencia de lucha contra las drogas de EE.UU. el uso indiscriminado y sin control de esteroides produce severos problemas a la salud física y psíquica.

Los anabólicos son normalmente tomados en forma de comprimidos aunque existen ciertos esteroides que no pueden ser absorbidos oralmente por lo que deben ser inyectados.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.