Métodos de enseñanza: El Mando directo y su versión modificada

Para obtener resultados en la enseñanza, sin importar cuál sea la materia en cuestión, es importante tener un método. Es el camino que seguiremos para conseguir los objetivos que nos planteamos con cada grupo de trabajo. En la educación física ha habido diferentes corrientes de pensamiento sobre la forma y los caminos del método de enseñanza, por ese motivo hoy analizaremos un poco sobre la historia y los distintos métodos de enseñanza de educación física a través de los años.

El método del Mando directo

De raíz militar, este método es uno de los más utilizados, aunque con variantes muy notorias. El objetivo es la enseñanza masiva y la repetición de los ejercicios físicos que indica el profesor, indicando a todos los alumnos el tipo de movimiento y ejercicio a realizar.

Los profesores que utilizan este método organizan un esquema lineal de entrenamiento, donde cada paso sirve como base para el siguiente. En su concepción original, el profesor que utiliza el Mando directo es severo y controlador. Se muestra una vez para todo el grupo como realizar el movimiento, y luego se pone a trabajar a los alumnos. El rol del alumno en este método de enseñanza es pasivo. Se somete a las directrices del profesor y no tiene decisión o autonomía.

En lo que se refiere a la planificación, este método de enseñanza se apoya mucho en una organización y control preciso. La evolución en forma geométrica del grupo y su posición al realizar las actividades, ayuda a controlar el progreso de cada uno de los alumnos, logrando así a corregir a tiempo cualquier error. El método pone al profesor por fuera del grupo, como un agente externo y de autoridad. Mostrará visual y verbalmente como hacer los ejercicios, luego habrá una instancia de prueba y finalmente un ejercicio de repetición con ritmo y señales para indicar comienzo y cierre de la actividad. La evaluación en este tipo de método es masiva y retardada, permitiendo detectar en base a los contenidos establecidos el tipo de respuesta que se espera de los alumnos.

Modificaciones al Mando directo

Cuando el método del Mando directo empezó a cambiar se percibió primero en la organización y el desempeño del docente: ahora más flexible y sin conteo rítmico. Los sistemas de señales ahora se utilizan únicamente para indicar el comienzo y fin de la actividad y la relación entre docente y alumno, es más afectiva. De esta manera se consigue una mejor respuesta y menos rechazo por parte de los alumnos.

La diferencia principal entre el Mando directo original y su modificación, es que el alumno pasa a tomar parte en las decisiones y la organización de los ejercicios, al menos en parte. El docente hace algunas concesiones para que la enseñanza se oriente un poco más hacia la autonomía y la individualización de los alumnos.

Existen otros métodos y alternativas en la educación física, pero este primer método es uno de los más utilizados, en su forma alterada, y puede que veamos en la mayoría de los docentes la manera en la que aplican este tipo de indicaciones y modalidades de trabajo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.