Las dificultades de enseñar Educación Física en las escuelas

La educación física es un gran desafío para los profesionales. Se trata de buscar métodos que permitan educar a través del juego en diferentes instituciones, desde escuelas hasta clubs o centros de entrenamiento de disciplinas específicas. Las nuevas tendencias en educación física giran en torno a la actividad lúdica y motivacional para atraer a los jóvenes, pero sin perder la esencia del compromiso y la excelencia.

La propuesta a los más pequeños

Los niños pequeños hacen educación física sin saberlo, sostienen algunos docentes. Cuando lanzan una bolsita de arena y se desplazan de un lado a otro, están adquiriendo conceptos y movimientos fundamentales para deportes como el vóley. En los últimos años este deporte se ha vuelto muy popular, motivo por el cual hay muchos interesados que rondan entre los 10 y los 16 años. Lograr que permanezcan en la disciplina es uno de los desafíos, y a la hora de acercarse a la educación física escolar, en las escuelas este tipo de deportes ayudan mucho.

Otra ventaja de enseñar educación física desde los primeros años es que interiorizan mucho más rápido lo que se está enseñando. Si se trabaja la educación física para que cada individuo conozca mejor su cuerpo y pueda utilizarlo a gusto, empezando desde la educación inicial es posible desarrollar mejor las aptitudes y gustos de cada uno de los alumnos y alumnas.

Toda actividad física ayuda al desarrollo motriz, así que no hay necesidad de elegir un único deporte. Hay que analizar los grupos y dejarlos trabajar en aquellas disciplinas que más les gustan, de esa manera continuarán aprendiendo con mayor entusiasmo. Nadie que hace algo obligado lo hace con perseverancia e interés.

Distintos modos de acercarse a la educación física

En las clases, siempre hay algunos alumnos que no quieren moverse, o que únicamente ven esta materia como un momento de ocio. No son la mayoría, pero hay que trabajar en estrategias para atraerlos y demostrarles que el tiempo invertido correctamente en la educación física repercute positivamente en su futuro.

Los adolescentes son los que más problemáticas acarrean a la hora de hacer educación física. Tienden al sedentarismo y están muy pendientes de la tecnología. Las chicas tienden a ser las que menos quieren practicar deportes, mientras que los chicos suelen ser más arriesgados. Incluso cuando no saben jugar o practicar un deporte, la mayoría se anima a hacerlo, mientras que las chicas necesitan un poco de motivación extra.

La educación física entendida por los nuevos profesionales de la disciplina hace hincapié en el esfuerzo, en la diversión y en el trabajo constante de superar los miedos y barreras que nosotros mismos nos ponemos. A la hora de encarar un nuevo grupo, es importante utilizar diferentes herramientas y estrategias que permitan detectar los focos de conflicto y sortearlos.

El docente está preparado para todo tipo de reacciones por parte del alumnado, su destreza recae en saber utilizar los recursos disponibles para encauzar la clase y lograr que los niños, jóvenes o adultos aprovechen la educación física al máximo. Un desafío que día a día se renueva.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.