3 juegos didácticos para ENSEÑAR EDUCACIÓN FÍSICA en primaria

Una de las claves para el correcto desarrollo corporal de los más pequeños es la utilización de juegos y actividades que los ayuden y encaminen a descubrir y jugar con su cuerpo y sus habilidades motrices. A partir de los 6 años de edad, el desarrollo cognitivo en niños y niñas permite que diferencien las transformaciones, se empiezan a definir los grupos de amigos y emergen las condiciones de liderazgo.

A partir del crecimiento y la evolución de esta etapa, los niños empiezan a desarrollar y comprender las conductas sociales basadas en el altruismo y la comprensión del sentido de las normas en una sociedad específica. A la hora de utilizar juegos en educación física, le brindamos a los más pequeños la oportunidad de un medio para descubrir habilidades motrices y las propias habilidades y condiciones innatas para la práctica de deportes. ¿Qué juegos podemos llevar a la clase de educación física en primaria?

1. El buscador ciego

Este juego apunta a desarrollar la velocidad de reacción de los pequeños así como el juego en grupo. Necesitamos una pelota y un pañuelo por grupo. Dividimos a la clase en grupos de 5 integrantes y a uno de ellos le vendamos los ojos. Para empezar el juego, se arroja la pelota a una zona previamente determinada y serán los compañeros los que guíen, mediante indicaciones, al buscador ciego hasta la pelota. A través de este juego también se busca generar lazos de confianza e interacción entre los integrantes del grupo.

2. Carrera de cucharas

Un juego muy conocido y utilizado especialmente para mejorar el equilibrio y la agilidad de los estudiantes. Los niños y niñas deben disponerse en la línea de salida. Cada integrante deberá realizar el recorrido de la carrera con las manos colocadas sobre la espalda y con una cuchara con un huevo en la boca. Los corredores que consigan llegar hasta la línea de meta sin que caiga el huevo, ganan un punto.

Además de mejorar la agilidad y el equilibrio, estas carreras incluyen un factor de competitividad sano para estimular a los niños y niñas a mejorarse. Para evitar hacer demasiada suciedad, pueden usarse huevos duros que al caer no manchen tanto el piso.

3. Lindo animalito

Nuestra última recomendación en juegos para educación física en primaria se llama lindo animalito. Los objetivos principales de este juego son el desarrollo de las habilidades de autocontrol, autonomía y confianza en uno mismo. La propuesta comienza formando un círculo con todos los niños y niñas sentados.

Se elige un compañero y pasa al medio de la ronda. De forma progresiva, cada compañero se acercará y le hará una caricia mientras le dice “tú eres mi lindo animalito”. El objetivo es hace reír al compañero que está en el medio. El alumno que no consigue hacer reír a su compañero, lo reemplaza en el centro y se irán eliminando jugadores a medida que llegan a un tercer cambio en los roles.

Estos son algunos de los juegos para educación física en primaria que ayudan á los más pequeños a ir desarrollando sus propias habilidades y conocimientos sobre el cuerpo. Con la guía correcta de un docente, se tornan fundamentales para que los más pequeños luego desarrollen interés por los deportes y la actividad física.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.