Beneficios del patinaje para pacientes con AUTISMO

0

El patinaje es una actividad deportiva que trae numerosos beneficios a la salud. Pero su importancia es aún mayor para las personas que sufren de autismo. A partir del trabajo de científicos especializados en salud y trastornos del espectro autista, la práctica del patinaje ayuda a generar nuevas instancias de relación y trabajo en pacientes con autismo.

La práctica deportiva ayuda a mantener los sentidos siempre despiertos y atentos, y genera un contacto permanente con la realidad que le trae numerosos beneficios al equilibrio, la psicomotricidad y la coordinación de movimientos. Características todas que ayudan a mejorar la calidad de vida en el caso de pacientes autistas.

Las iniciativas de patinaje terapéutico para pacientes con autismo tienden a estar estructuradas en el trabajo personalizado. Los profesores y profesoras preparar el trabajo acorde a cada tipo de paciente y van avanzando en los conocimientos generales y específicos del patinaje al ritmo y requerimiento de cada paciente en particular.

Al tratarse de un trastorno neurológico complejo, el autismo debe ser tratado desde diferentes aristas para garantizar a los pacientes una mejora notable en su calidad de vida. Las clases y el desarrollo de patinaje con profesores y profesoras especializadas ayuda a canalizar parte de la energía y la personalidad de los pacientes para encontrar nuevas herramientas desde lo terapéutico.

En la actualidad, el autismo no tiene un único medio de tratamiento o prevención. Las investigaciones si indican que el tratamiento y la intervención temprana ayudan, en un entorno educativo apropiado, y las terapias con mejoras significativas para niños y niñas o también para adultos con trastornos del espectro autista.

¿Qué ofrece la práctica del patinaje?

El patinaje como deporte es una excelente manera de ayudar a disminuir el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, reducir el nivel de colesterol en sangre y fortalecer los huesos y los músculos. Además, la mejora a nivel físico incluye mayor resistencia, coordinación y flexibilidad. En lo referente a las mejoras en la mentalidad y el estado de ánimo, el parámetro más importante en pacientes autistas, ayuda a generar un estado de bienestar y buen humor y a reducir los niveles de ansiedad y estrés.

Analizando especialmente los beneficios a nivel físico, el patinaje fortalece principalmente los músculos del cuadro inferior. Se trata de una actividad deportiva muy completa, porque determinados movimientos como el giro, freno o cambio de dirección requiere también fortalecer el cuadro superior del cuerpo, lo que va desde la cadera hasta los hombres.

En la práctica del patinaje también se entrenan los reflejos, y por eso para los pacientes autistas es una excelente opción a la hora de ser guiados y estimulados para trabajar sobre las reacciones al entorno, la motricidad fina y la percepción de la realidad. Por supuesto, el entrenamiento en patinaje terapéutico para autistas requiere de profesionales capacitados. Se trata de buscar el camino para garantizar una mejor calidad de vida a los pacientes a partir del trabajo con las distintas alternativas deportivas y formativas en todo lo referente a sus capacidades físicas y a sus propias habilidades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.