ENTRENAMIENTO para la lucha deportiva actual

La preparación física para la lucha deportiva no es algo reciente. Ya en la antigüedad, cuando los atletas se preparaban para los Juegos Olímpicos, tenían una planificación técnica y un entrenamiento que realizaban de forma constante para poder lograr mejores resultados en las contiendas. La diferencia radica en que estos antiguos atletas no contaban con el conocimiento científico que hoy se tiene para poder articular de la mejor manera diferentes ejercicios y tiempos de entrenamiento.

Variantes en la lucha deportiva a lo largo del tiempo

En los últimos tiempos el reglamento de la lucha deportiva ha ido cambiando, y esto ha obligado a los expertos a realizar modificaciones en la preparación para los luchadores, buscando la versión total y universal que hoy exige a los luchadores conocer distintas técnicas y reforzar zonas específicas para lograr buenos resultados en combate.

Es importante tener en cuenta la influencia selectiva de los ejercicios para desarrollar las cualidades necesarias para el luchador, su independencia y su interrelación según sea necesario. Desarrollar al máximo determinada capacidad dependerá también de un desarrollo simultáneo de otras capacidad, y de la selección de medios adecuados para la preparación física dependiendo del deporte, el tiempo de entrenamiento y las particularidades del individuo.

Los medios para desarrollar las capacidades de movimiento en el luchador se dividen por períodos y etapas de entrenamiento. Un ejemplo, los ejercicios de desarrollo general son mayores en el período preparatorio y transitorio. Posteriormente, en el período competitivo, y de acuerdo a la proximidad de una competencia, se aplican menos ejercicios generales para aumentar el número de ejercicios específicos.

En lo que respecta a la lucha deportiva actual y sus exigencias, tanto los atletas como los entrenadores y especializas reconocen que para alcanzar los objetivos, las exigencias indican un desarrollo físico multilateral, de acuerdo a una dirección y criterio que se basa en el conocimiento científico y en años de desarrollo de las técnicas de trabajo para deportistas de alto rendimiento. Se debe trabajar en la mejora de capacidades motrices con un criterio de Preparación Física General, Preparación Física Específica y Preparación Física Especial. Seleccionar y determinar estos tres indicadores para cada luchador dependerá de sus propias capacidades motrices y las exigencias de la disciplina en cuestión.

Ejercicios para preparación física general

En este tipo de entrenamientos se busca alcanzar, de forma general, el mejoramiento de nuestro cuerpo. Algunos ejemplos de ejercicios incluyen:

  • Levantamiento de pesas para obtener mayor fuerza.
  • Carreras de 50 o 100 metros para mejorar la velocidad general de reacción y relevos para mayor rapidez.
  • Carreras de 3, 5 o 10 kilómetros para aumentar la resistencia, saltos largos sin impulso para obtener fuerza-rápida y trabajo con pesas y máximas repeticiones al 60% del peso para mejorar la resistencia de la fuerza-rápida.

Con estos consejos lo que se busca es obtener una guía para el entrenamiento para aquellas personas que deciden desarrollarse en el mundo de la lucha profesional. El objetivo de esta serie de posts, que continuaremos en breve, es ofrecer un vistazo a las características principales a tomar en cuenta cuando decidamos empezar a entrenar para practicar la lucha deportiva de forma profesional.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.