El mejor ejercicio para tu cuerpo

Cosas que necesitarás:
– Una evaluación de aptitud personal
-Cuadernos de ejercicios y vídeos
-El compromiso de hacer ejercicio con regularidad
– Un plan de alimentación saludable

Paso 1:
Determinar cuál es su tipo de cuerpo es fundamental. Los tipos de masas básicas son endomorfos (redondo y curvas), mesomorfos (mediana estatura, atlético y musculoso) y ectomorfos (alto, delgado). Consulte con un entrenador personal para determinar a qué categoría perteneces.

Paso 2:
Arma un calendario de ejercicios. Esto te ayudará a seguir con la rutina de acondicionamiento físico y te ayudará a ser disciplinado en los horarios de entrenamiento. Identificar los tiempos disponibles (o crearlos).

Paso 3:
Comienza con una sesión de entrenamiento con pesas. Los endomorfos pueden realizar una rutina donde los pesos son incorporados con cardio. Los mesomorfos pueden entrar de lleno en el entrenamiento con pesas intensivo que está dirigido a grupos específicos del músculo. Los ectomorfos pueden construir el músculo con rutinas de piso, como Pilates, yoga y estiramientos, que utiliza su propio peso corporal como resistencia.

Paso 4:
Elija la rutina de cardio adecuada. Los endomorfos pueden beneficiarse del kickboxing, spinning y rutinas aeróbicas de alta intensidad. Los mesomorfos pueden beneficiarse de las máquinas elípticas, las escaladoras y los equipos cardiovasculares que involucran a todo el cuerpo. Los ectomorfos pueden beneficiarse de la cinta de caminar / correr, y el kickboxing.

Paso 5:
Elegir una buena rutina de estiramiento. Los endomorfos y mesomorfos pueden beneficiarse de estiramientos realizados antes de una sesión de cardio, en el cual se calientan todos los grupos musculares. Los ectomorfos pueden beneficiarse de estiramientos de yoga que se dirigen a los músculos clave que están siendo entrenados en una base regular.

Consejos y advertencias

-Construir fuerza y resistencia por la alternancia de ejercicios cardiovasculares con entrenamiento de resistencia
-Entrenar acompañando será más motivador.
-Controla tu dieta.
-Si te enmarcan en dos tipos de cuerpos diferentes, mezcla el entrenamiento para adaptarte a ambos.
-Bebe por lo menos de 10 a 12 vasos de agua al día para mantener los músculos bien hidratados y evitar la fatiga.
-Varia los entrenamientos y ejercicios para que tu cuerpo no se adapta a una rutina específica
-Evita el desgaste al tratar nuevas rutinas.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.