PILATES Y LAS RAZONES PARA PRACTICAR y entrenar en este deporte

El pilates es un excelente deporte que ayuda a ejercitar todas las partes del cuerpo. Ayuda a desarrollar las fuerzas de nuestro organismo a partir de nuestras propias capacidades y a conseguir un estado físico saludable. A diferencia de los ejercicios de musculación, en pilates se trabaja de forma equilibrada para que todo el cuerpo vaya adquiriendo una fuerza muscular balanceada. Además, el pilates ayuda a obtener una buena flexibilidad y amplitud de movimientos.

¿Cuáles son los beneficios y ventajas que trae la práctica de pilates?

Primero que nada, es un deporte que ayuda a obtener buena flexibilidad. Los movimientos y cambios de postura son constantes, por lo cual no debemos tener rigidez. Gracias al pilates podemos conseguir el alargamiento de los músculos y optimizar la movilidad. Esto implica que tu cuerpo se sentirá más cómodo y preparado a la hora de realizar otros entrenamientos o movimientos de mayor exigencia y rendimiento.

La práctica regular de pilates también ayuda a conseguir un aumento en la energía. Mientras más ejercicio vamos haciendo, más preparado está nuestro cuerpo para mayores exigencias. De esta manera, la práctica regular de pilates ayuda a los deportistas a ir mejorando y ampliando el umbral y las posibilidades finales de alcance para el entrenamiento y el ejercicio en general. Si se hace correctamente, el pilates es un deporte excelente para conseguir una personalidad más energética.

Pilates para la pérdida de peso

La práctica de pilates, combinada con algún otro ejercicio de tipo aeróbico, ayuda a conseguir una importante pérdida de peso. Es una excelente opción a la hora de diseñar un plan de ejercicios para quemar grasas y lograr un cuerpo en forma. Y lo bueno es que el pilates puede ser practicado tanto por hombres como por mujeres con resultados similares y sin demasiadas complicaciones.

Otra de las grandes ventajas y beneficios de la práctica de pilates está relacionado con el auto-control. Para realizar correctamente cada uno de los ejercicios y movimientos de pilates, tenemos que conseguir que nuestro organismo trabaje de forma consciente, controlando las fuerzas y límites de nuestros músculos, y no al revés.

Aprendiendo a respirar

Un último beneficio muy notable de la práctica del pilates está relacionado con la respiración. Para poder realizar movimientos de forma óptima, sin forzarnos y reduciendo al mínimo las posibilidades de lesión, es importante una respiración regular y pausada. La práctica de una respiración con patrones específicos ayuda a realizar los movimientos con los niveles de oxígeno adecuados, sin forzar los músculos y logrando repeticiones continuadas sin fatigarnos.

Por ese motivo, la práctica del pilates no tiene únicamente que ver con alcanzar un buen estado físico. También abarca la sensación de tranquilidad y concentración de un buen entrenamiento mental y de personalidad. Son numerosos los beneficios y las posibilidades que brinda practicar pilates, y además es posible practicarlo en grupos numerosos o reducidos, y en casi cualquier gimnasio.

Recuerda, a la hora de elegir un deporte para practicar y tener un cuerpo en forma, analiza los numerosos beneficios y ventajas de cada uno. Existen toda clase de deportes y esquemas de trabajo que te pueden ayudar a conseguir los objetivos que te vas planteando según la etapa.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.