Formación para profesores de PILATES

La formación para aspirantes a profesores de pilates requieren un trabajo fuerte en todo lo relacionado con el conocimiento corporal. Existen lo que se denomina profesorados intensivos que suelen duran dos ciclos de 10 meses, y permiten aspirar a tener un certificado de profesor. En caso de haber terminado el primer ciclo, y teniendo todas las evaluaciones aprobadas y un buen nivel de conducción para el dictado de clases en todos los niveles de tu especialidad, pueden solicitar un permiso de examen final en conducción y así certificar como profesores totalmente capacitados para el trabajo en formación de grupos de estudiantes.

Existen diferentes modalidades para la formación en profesorados de pilates, desde la modalidad presencial clásica con una o dos clases semanales, hasta la modalidad semipresencial que se cursa un solo día al mes y con el resto de los contenidos y trabajados a través de Internet. Por último también está la modalidad a distancia, donde se accede a una plataforma web en donde se pueden descargar y visualizar los módulos, guías de estudio y los videos propios de cada clase o especialidad formativa. En esta última modalidad únicamente hay que asistir a las evaluaciones finales que suelen tener dos días de duración, pero una vez finalizada y aprobada la cursada correspondiente.

¿Qué requisitos hay para el estudio de un profesorado de pilates?

Dependiendo las instituciones y requisitos de cada país, se establecen diferentes parámetros para el estudio de pilates y la formación como profesores. Algunos de los parámetros clásicos incluyen:

  • Ser mayor de 17 años.
  • Presentar una fotocopia del Documento Nacional de Identidad.
  • Cumplir con los plazos de entrega del apto médico.

La formación para profesores de pilates no requiere conocimientos previos, ya que los cursos abarcan todo lo necesario para empezar a dar clases y conocer cómo se practica de manera profesional la disciplina. Hay una consulta acerca de la existencia de una edad límite para ingresar al profesorado, pero no hay ninguna limitación por edad. Lo que si hay que cumplimentar es un examen de condición mental y física acorde al rol que la persona va a ejercer como docente.

En lo referente a la formación de profesores de pilates, es importante remarcar la importancia de los dos aspectos que se trabajan: la formación teórica y la formación práctica. Los profesores se encargan de enseñar todas las herramientas necesarias para poder trasmitir el conocimiento y las virtudes del pilates desde un estilo de trabajo relacionado con los parámetros de la parte física y teórica, fundamental para entender las razones para las distintas formas en las que se plantea el ejercicio y el trabajo físico.

A partir de la obtención del certificado de profesor, en cada municipio hay distintas ordenanzas y normativas relacionadas con la posible institución de un gimnasio o taller propio. Lo importante es contar con los conocimientos y las habilitaciones necesarias para poder empezar a ejercer la disciplina una vez que haya sido corroborado que el profesor de pilates tienen los conocimientos necesarios para hacerse responsable de sus alumnos y alumnas a partir de ejercicios y trabajos prácticos que deberán hacer para disfrutar los beneficios del pilates.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.