5 consejos para una BUENA ALIMENTACIÓN después del entrenamiento

La alimentación para los deportistas y para las personas que deciden hacer actividad física de forma regular, es muy importante. A través de la ingesta de alimentos nuestro cuerpo recibe los nutrientes necesarios para un desarrollo óptimo. Sin embargo, no se trata simplemente de comer algo, sino de escoger adecuadamente el alimento y los nutrientes que requiere cada tipo de deportista.

1. Comer y beber de forma disciplinada

La alimentación no tiene que ver con sensaciones. Para el deportista, alimentarse debe ser una tarea disciplinada y regular. Cuando nuestro organismo está deshidratado o no tenemos suficiente glucógeno, se percibe una reducción energética y hay una disminución del rendimiento físico.

La hidratación es fundamental para mantener la temperatura corporal. El agua de nuestro cuerpo se convierte en sudor que se evapora cuando realizamos mucha actividad física, y esa sudoración equilibra la temperatura. Funciona de manera similar al motor de un automóvil, que cuando no tiene agua corre riesgo de sobrecalentarse.

2. Los hidratos de carbono son el combustible del cuerpo

Los carbohidratos son el combustible principal del cuerpo. Mientras menos refinados estén, mejor. Esto ayuda a que nuestras células absorban los nutrientes de manera más simple. Son como el referente de la nafta súper para nuestros músculos, pero no hay que confundir y pensar que solamente se ingieren mediante pastas o fideos. Otros alimentos muy recomendables para ingerir carbohidratos son el arroz, la polenta, las papas o batatas.

3. En jornadas de entrenamiento intenso, hay que consumir hidratos de carbono

Si tenemos pensado realizar una jornada intensiva de entrenamiento, con una duración de más de una hora, es fundamental consumir hidratos de carbono durante el ejercicio. Esto ayuda a que el gasto de energía por la actividad intensa no repercuta negativamente en nuestras reservas energéticas. El consumo de una barra de cereales o alimento rico en carbohidratos nos ayudará a convertir rápidamente ese alimento en los nutrientes para seguir entrenando.

4. Preparar una buena comida post-entrenamiento

La alimentación posterior a una jornada de ejercicio requiere alimentos que sean de fácil digestión o líquidos con los nutrientes necesarios. Las bebidas deportivas tienden a ser una excelente forma de recuperar los nutrientes que se han gastado en la intensa jornada de entrenamiento previo.

Si no hay una correcta alimentación post-entrenamiento, es probable que se perciban alteraciones emocionales (irritabilidad, mal humor), mayor predisposición a las lesiones y a las enfermedades. Es importante recuperar rápidamente los nutrientes para que las defensas estén altas y el organismo responda de forma eficiente.

5. Comer saludablemente en el día a día

La buena alimentación no quiere decir que no puedas salir con tus amigos o familiares a comer. Se trata de comer de una manera controlada y prestando atención a los nutrientes que ingieres y a las cantidades. Por supuesto que algún día puede haber excesos, pero no tiene que guiarte tanto por la balanza sino por una conducta que se refleje en alimentación cuidada y bien repartida.

Estos son solamente algunos consejos de alimentación y nutrición para deportistas y personas que estén decididas a practicar deportes y a acompañar dicho entrenamiento y ejercicio con una alimentación a conciencia.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.