Metodologías para enseñar EDUCACIÓN FÍSICA

Una discusión bastante habitual entre los profesores y formadores de la educación física, es el de la interpretación de los distintos términos que conforman la metodología de enseñanza. El principal interés es conocer cuáles son los procedimientos más adecuados para responder a las necesidades, inquietudes y exigencias del alumnado, y a las demandas formativas que impone la sociedad en cada momento específico. En las últimas décadas surgieron distintas metodologías de enseñanza como los Estilos de Enseñanza, Modelos de Enseñanza, los Modelos Curriculares, Modelos de Instrucción y los denominados Modelos Pedagógicos, entre otros. Estos últimos son la representación de una estructura que busca integrar el aspecto socio-cívico de la pedagogía, con los procesos y procedimientos de la didáctica clásica, adaptándolos a las necesidades y a los intereses de los alumnos, a la vez que toman en cuenta el contexto en el que se integran como individuos y la forma de contribuir a la construcción ciudadana.

En la actualidad se hace necesaria la utilización de Modelos Pedagógicos Híbridos, lo suficientemente amplios y versátiles para plantear soluciones de diferente envergadura de acuerdo a los requisitos de cada grupo de alumnos. El conocimiento de los principios pedagógicos y los procedimientos metodológicos es fundamental para desarrollar una intervención educativa de calidad en materia técnica y humana, una responsabilidad de los profesionales de la Educación Física.

La organización y planificación de los métodos educativos debe realizarse en función de la lógica interna de la actividad física, sujeta a los intereses y capacidades de los alumnos y alumnas. En los últimos años se han propuesto diferentes maneras de abordar la enseñanza, como la denominada propuesta de Estilos de Enseñanza de Muska Mosston. Esta modalidad tiene una fuerte influencia en la formación del profesorado actual, ya que su objetivo está en identificar y aportar claridad sobre posibles acciones didácticas y una asociación directa a las prácticas educativas. Las críticas a este planteamiento están centradas en los aspectos que se vinculan con los modelos conductistas y de racionalidad técnica.

Posteriormente surge el Modelo de Enseñanza de Joyce y Well (1972), cuyo plan estructurado se puede utilizar para la conformación de un currículum, diseñar los materiales que se usarán para la enseñanza en el aula y otros aspectos íntimamente relacionados con la Educación Física. En este planteamiento hay modelos variados (conductuales, desarrollo personal, desarrollo de relaciones sociales, procesamiento de información) y se deben combinar en diferentes niveles para hacer frente a todos los estilos de aprendizaje existentes.

Estas son solamente algunas de las discusiones que se dan de cara al enfoque formal de la educación física, a las herramientas que poseen los docentes para plantear su trabajo y a la manera en la que se llega al alumnado. En la Educación Física se vuelve fundamental que la relación entre docentes y alumnos tenga un encuadre bien definido para capitalizar al máximo las posibilidades. Continuaremos analizando las distintas alternativas y formas de enseñanza de cara a entender mejor el planteo que los profesionales realizan de sus diferentes iniciativas y propuestas educativas para cada grupo de alumnos en particular.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.