CONSEJOS para practicar deportes de invierno y minimizar lesiones

Los deportes de invierno son excelentes para matar el rato, mantener el cuerpo activo y disfrutar tanto del paisaje como de la actividad física. Sin embargo, la práctica de esquí, snowboard y patinaje sobre hielo, entre otras disciplinas invernales, tiene sus riesgos. Por ese motivo, lo mejor es ir preparados y tomar ciertos recaudos antes de pensar en ponernos a practicar deportes de invierno sin más.

1. Hidratación adecuada

Algunas personas consideran que el consumo de agua al hacer deportes solamente aplica al verano, pero es un gran error. La correcta hidratación es fundamental para la práctica de cualquier disciplina, y en el caso de un deportista de invierno, es importante recordar hidratarse bien antes, durante y después de la actividad en concreto.

La hidratación no es únicamente positiva para el rendimiento deportivo, sino que también es beneficiosa para la salud en general. A la hora de elegir bebidas, se recomiendan las bebidas isotónicas, aquellas que tienen los niveles adecuados de hidratos de carbono y sodio para una osmoralidad concreta, similar a la sanguínea. La falla en una correcta hidratación puede tener como efectos negativos una disminución del funcionamiento termorregulador del organismo, llevando en casos extremos a la hipotermia en caso de los deportes de invierno.

2. Equipamiento adecuado para cada deporte

En materia de equipamiento, los deportes de invierno son muy estrictos respecto del equipamiento necesario para una práctica correcta. Botas que garanticen fijación y ayudan a reducir las fracturas, pero que no estén demasiado apretadas todo el tiempo para permitir una mejor circulación sanguínea. Se recomienda utilizar las botas sin ataduras mientras subimos los remontes y luego volver a fijarlas bien para los descensos.

3. Descanso entre prácticas

La práctica de ejercicio continuado no es recomendable en la mayoría de los deportes de invierno, por eso se habla mucho acerca de los beneficios de los descansos entre un ejercicio y otro. En caso de personas jóvenes, se recomienda por lo menos un descanso de 15 minutos cada 4 horas. En el caso de los mayores, cada 2 horas un descanso de 15 minutos es fundamental para poder hidratarse adecuadamente y reponer energías. Además, es muy importante prestar atención al cuerpo y detener la actividad en caso de dificultades respiratorias o taquicardia.

4. Realizar calentamientos acordes al deporte

Preparar los músculos y las articulaciones para la actividad física es clave para no tener lesiones, tanto en los deportes tradicionales como en los de invierno. Pero se vuelve el doble de importante cuando vamos a realizar actividad física en un entorno más hostil, como es el del frío de los deportes invernales. Preparar una buena rutina de calentamiento para evitar entumecimientos y otros dolores que pueden llevar a una mala maniobra y finalmente a una quebradura. Mientras más preparado estés, menos consecuencias negativas tendrá en tu organismo la práctica deportiva.

Estos son solamente algunos de los consejos más importantes que se recomiendan a todas aquellas personas que desean practicar deportes de invierno. Al igual que deportistas en disciplinas más tradicionales, la clave está en mantener el cuerpo siempre activo y trabajar sin crear una sobreexigencia.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.