Ventajas e Inconvenientes de Montar un Gimnasio en Casa

¿Quieres tener tu propio gimnasio en casa? Antes piensa en las ventajas y en los inconvenientes de esta elección.
Ventajas e Inconvenientes de Montar un Gimnasio en Casa

Especialmente si vives en una gran ciudad, la decisión de elegir un gimnasio cerca de tu domicilio es de gran importancia ya que esto te permite ganar tiempo al tiempo. Existen distintos factores que puedes valorar al elegir un gimnasio, por ejemplo, el presupuesto. Sin embargo, por encima incluso del presupuesto puede compensarte otra forma de ahorro: la que va acompañada de la gestión del tiempo que en momentos de conciliación laboral, es tan importante. ¿Cuáles son las ventajas de elegir un gimnasio cerca de casa?

1. Constancia en la asistencia

Ocurre de forma habitual que las personas se inscriben en el gimnasio con una idea de aquello que van a hacer, pese a que en la práctica, hacen todo lo contrario. Si tienes tu gimnasio en casa te sentirás más motivado para asistir con frecuencia, incluso en días de lluvia. De hecho, también puedes invitar a algún amigo o familiar a que disfrute también del gimnasio.

2. Serás la envidia de tus amigos y compañeros de trabajo

Son muchos los factores que pueden aumentar el nivel de satisfacción con la vida. Si eres un amante del deporte y te gusta estar activo, tener un gimnasio en tu propia casa, te convierte en la envidia de tu entorno por la ventaja que te aporta esta circunstancia. Puedes entrenar siempre que quieras, sin tener que ir al gimnasio lleno de gente.

3. Entrenamiento personalizado

Si tienes tu propio gimnasio en casa también puedes disfrutar de la práctica de deporte a tu propio ritmo, sin compararte con nadie más. De un modo inconsciente, al acudir a un gimnasio con más gente, es posible que sí te compares con otros.

¿Cuáles son las desventajas de tener un gimnasio en casa?

1. Una idea no apta para perezosos

Algunas personas necesitan realmente tener la motivación externa de acudir a un lugar distinto al hogar que ya asocian mentalmente con la práctica de deporte. Si este es tu caso, tener un gimnasio en casa no es una buena idea. Además, ten presente que un gimnasio externo te ofrece también otros servicios añadidos que pueden mejorar tu calidad de vida.

2. Presupuesto y espacio en casa

No todas las personas tienen las condiciones necesarias para montar su propio gimnasio puesto que es importante tener una zona destinada a esta actividad y también, es esencial tener el presupuesto disponible para hacer esta inversión.

3. Muchas distracciones

Desde la televisión, pasando por la tentación de tumbarte en el sofá, hasta el propio frigorífico, o las visitas inesperadas, se convierten en una posible fuente de distracción constante, en ladrones de tiempo que te alejan de tu meta positiva y realista de entrenar. Por tanto, antes de montar tu propio gimnasio en casa, intenta valorar todas las ventajas, pero también, los inconvenientes de esta medida. Además, la sensación de rutina y monotonía también es mayor en este caso.

¿Cuál es tu opinión al respecto a partir de tu experiencia?


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.