Elegir la Bicicleta, por Salud y Estética

Son tu caballo de batalla: tus piernas y tus glúteos se muestran flácidos y tu deseo es que estén firmes.

La bicicleta puede convertirse en una buena aliada

Y es que al pedalear trabajas, sobre todo, los músculos del tren inferior, es decir, piernas, caderas y glúteos, con el añadido de que si se pedalea de pie, también ejercitas los brazos.

Por eso, al ponerte a dar pedales, desarrollas las articulaciones y los músculos de las piernas, las caderas y los glúteos y te ayuda a perder grasa en los muslos y las pantorrillas.

Junto con la carrera y la natación, es una de las mejores maneras de mejorar la capacidad aeróbica. Además, la bicicleta ayuda a incrementar el gasto calórico y a combatir los problemas de sobrepeso. El Spinning puede ser una gran ayuda la hora de ponerse en forma.

Un extra. Además, no sólo tiene beneficios en el cuerpo, sino que tiene un efecto muy positivo en nuestra mente y en nuestro bienestar general, pues, además ayuda a combatir el estrés y la ansiedad, y produce ciertos efectos antidepresivos.

¡Manos a la obra! Si tu idea es comenzar a practicar en el gimnasio, lo mejor es que apuestes por ropa de algodón (o transpirable), unas mallas elásticas o culotte de ciclista y unas zapatillas con suela de goma, para que el pie no se resbale del pedal. Y si prefieres montar en bici al aire libre este verano, necesitarás unas buenas gafas de sol y crema protectora, además de una botella de agua y una toalla siempre a mano.

Desplazate en bicicleta por tu ciudad

Esta es una buena manera de comenzar a coger la bicicleta, y es que además de saludable utilizar la bici es más cómodo que coger el coche (evitas atascos, buscar aparcamiento,…)

En desplazamientos en los que no debemos llevar cosas encima (la gran mayoría) podemos utilizar la bicicleta en vez de ir en otro transporte, para así realizar ejercicio (cada vez somos más sedentarios) y cuidar el medio ambiente (evitando la contaminación)

Ejemplos de situaciones donde usar la bicicleta en vez del coche

Es cierto que no vamos a coger la bicicleta si nuestro trabajo está a 40 kilometros, pero hay pequeños desplazamientos que sumados a lo largo del año suman muchos kilometros. Por ejemplo:

  • Cuando voy al gimnasio (es curioso como hay gente que le da pereza ir en bici o andando al gimnasio ¡pero si vas a hacer deporte! ¿Por qué no comienzas desde que sales de casa?
  • Si mi trabajo está cerca de casa.
  • Si voy a tomar un café con un amigo.
  • Voy a visitar a un familiar.
  • Planificar una ruta turística.
  • Pasear a tu perro por el campo, en lugar de la ciudad.
  • Conocer una nueva ciudad (o incluso los alrededores de la tuya)
  • Dar un paseo por la playa
  • Y otras cientos de formas para coger la bici

¿Que propones para animarnos a coger la bicicleta?

Ventajas de Coger la Bicicleta en vez de usar Coche

usar bicicleta
¿Por qué usar la bicicleta?


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.