¿Qué hacer en caso de desmayo?

El desmayo se produce por la no suficiencia de sangre al cerebro en un espacio breve de tiempo, produciéndose un desvanecimiento del cuerpo con una pérdida parcial o total del conocimiento durante alrededor de dos tres minutos. Este término posee otras acepciones como sincope, lipotimia, mareo, entre otros.

Existen muchas causas que provocan los desmayos, pero las más comunes son: dolor intenso, estrés repentino, estar de pie durante un tiempo prolongado sin flexionar las rodillas, estar acostado y levantarse de forma violenta o rápida.

Algunos medicamentos también pueden provocar desmayos debido a un descenso en la presión sanguínea u otros. La deshidratación o el ayuno prolongado, el consumo de drogas o alcohol son otras razones por las cuales se pueden producir los desmayos.

Las señales previas al desmayo son: sudor frío, palidez del rostro, pérdida del tono muscular o debilidad, náuseas previas, respiración superficial y pulso debilitado, visión borrosa, sensación de que los ruidos se desvanecen.

Tanto la persona que lo percibe como la acompáñate si experimenta o ve uno de estos síntomas, lo primero es tumbarse rápidamente y de no ser posible, siéntase con la cabeza inclinada entre las rodillas, lo que ayudará a que fluya la sangre al cerebro. Como primeros auxilios ante esto:

  • Observar la respiración de la víctima y sus vías respiratorias.
  • Colocar al desmayado en un lugar ventilado, fresco y aflójele la ropa.
  • Mantener a la víctima acostada por 10 o 15 minutos, o en su defecto, sentada con la cabeza entre las rodillas.
  • Levantar las piernas a una altura de unos 30 cm.
  • Si hubiese vomitado, colóquela de lado para evitar que se ahogue.
  • Evite darle comida o bebida.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.