La IMPORTANCIA de la RECUPERACIÓN TRAS UNA LESIÓN

La vida de un deportista podríamos fácilmente dividirla en 4 partes esenciales.

  • La primera de ellas tiene que ver naturalmente con el entrenamiento físico y todos los esfuerzos corporales y mentales que se dediquen a la adquisición de un objetivo.
  • La segunda está relacionada con la alimentación saludable y equilibrada que incluye una dieta formulada por un especialista y cumplida a cabalidad.
  • En tercer lugar encontramos estar fuera del gimnasio y ocupar nuestra mente en actividades que nos hagan bien como leer, estar con la familia o ir a cine.
  • Y en el último lugar, pero no menos importante, está saber descansar y allí incluimos la importancia de la recuperación tras cualquier tipo de lesión.

Recuerda que será importante saber cómo prevenir lesiones, pero si tuvimos la mala suerte de no lograrlo y tienes alguna lesión, te interesará leer esto.

Descanso y Recuperacion tras una LESION
Descanso y Recuperacion tras una LESION

Descansar o descansar de una lesión

No es lo mismo el descanso que se efectúa tras la práctica de un deporte, que el descanso que se debe hacer tras una lesión.

Una lesión en sí, es una situación que incapacita al deportista para cumplir sus funciones deportivas con normalidad, por lo cual se hace necesario un periodo de reposo en el cual haya movimiento, ¿Cómo?, naturalmente los huesos, músculos y articulaciones, no pueden quedarse simplemente estáticos, pues ello puede hacer más difícil la recuperación, estamos hablando entonces de un nuevo concepto: la readaptación.

ARTÍCULO RELACIONADO: ¿Cómo Recuperarte MENTALMENTE de una LESIÓN?

La importancia de readaptarse

Supongamos que a los 17 eras el mejor jugador de fútbol de tu colegio, pero te graduaste, fuiste a la universidad a estudiar ingeniería y 5 años después cuando quisiste retomar en forma el deporte, te das cuenta de que todo ha cambiado: te cansas más fácilmente, tienes dolores musculares y hasta un poco de desánimo mental. Ello sucede porque el tiempo que estuviste fuera, por más corto que fuese, fue suficiente para resentir tu estado físico y de alguna manera en realidad ya no eres el mismo. ¿Qué te queda?: volver paulatinamente, despacio y en unas cuantas semanas notarás la diferencia.

Todo esto viene a que funciona de forma similar en el campo de las lesiones. Muchos piensan que solo puedes readaptarte cuando ya no hay lesión, pero lo cierto es que debes comenzar a ejercitarte tras un par de semanas de reposo absoluto y con vigilancia de un especialista como un fisioterapeuta. Si es en miembros inferiores, comienza a estirar, a masajear la zona afectada, igual con los superiores, pero siempre bajo permiso especial.

¿Qué pasa mientras estás en reposo?

Cuando comienzas a reposar a causa de una lesión, todo tu sistema o al menos una parte de él, estará concentrado en la reparación de lo que está mal.

Sucede de forma símil como en caso de cicatriz

las células epiteliales se esfuerzan por dar pigmentación original, por renovar los tejidos y cerrar las heridas, igualmente pasa en caso de lesión: tu cuerpo quiere regresarlo todo a la normalidad y aunque los tiempos pueden fluctuar dependiendo de entre otras cosas la zona afectada y la gravedad de la lesión, siempre interactuará para llevar a cabo la recomposición de las fibras musculares, la unión de las miofibrillas, el abastecimiento del líquido sinovial en el caso de las articulaciones, la absorción de vitamina D para hacer una “mejor digestión” del calcio en los huesos y tratar de llevar todo a un punto habitual.

¿Qué pasa cuando no hay una verdadera recuperación?

Cuando sucede que no das el tiempo necesario a tu organismo para recuperarte y comienzas a trabajar soportando el dolor, sucederá que tu sistema se va a resentir, vas a comenzar a padecer dolencias producto de una NO finalización de la reconstrucción, causarás efectos adversos en otros músculos, huesos y/o articulaciones que en principio no tenía nada que ver con la lesión, y sobre todo, al fin de cuentas tendrás que acudir de nuevo a los servicios médicos especializados, quienes muy seguramente te tendrán vigilado para que efectúes el descanso asertivo, pero en el doble o el triple del tiempo estimado al comienzo.

Finalmente, no desestimes jamás las opiniones del fisioterapeuta y del terapeuta ocupacional, ellos dos se convertirán en tus mejores amigos en este proceso. No hagas nada, si ellos, que son quienes saben, no dan el visto bueno.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies