Aprobar la Oposición sin estudiar. ¿merece la pena?

Todos sabemos lo que es preparar un examen. Requiere tiempo, esfuerzo y dedicación. A veces lo dejamos todo para el último día por lo que las posibilidades de aprobar se ven disminuidas.

Cuando preparamos una oposición, debemos ser constantes y no caer en el tópico de estudiar todo la última semana. Tenemos que demostrar que somos los mejores entre todas las personas que optan a una plaza.

Algunos estudiantes utilizan la técnica de la “chuleta” para aprobar el examen copiando, sin estudiar.

Esta técnica se remonta a años atrás, desde el mismo día en que se inventaron los exámenes. Nuestros padres conocen muy bien el castigo que se aplicaba a aquellos que se les pillaba copiando (de rodillas a la pared, algún latigillo con la regla en las manos…). Son muchas las peripecias que los estudiantes hacen para engañar a los docentes desde copiar a otro alumno, escritos en las manos, chuletas en el bolígrafo, debajo de la falda…

La tecnología ha revolucionado todos los sectores y con la aparición del teléfono móvil y el auricular estas técnicas para copiar en el examen se han quedado obsoletas.

En la actualidad los alumnos más sofisticados en estas artes “de copiar sin estudiar” utilizan el teléfono móvil y el auricular para poder superar con éxito sus exámenes.

No es difícil encontrar por internet establecimientos que se encargan de vender este tipo de artículos así como programas diseñados exclusivamente para hacer chuletas. Buscando con paciencia podemos encontrarlos.

En las oposiciones esta técnica también ha llegado y los opositores que se ven apurados ante el examen deciden ponerla en práctica. Ya no es un hecho aislado, se han conocido casos de opositores que han sido pillados por el tribunal copiando.

¿Qué ocurre en estos casos? ¿Cuál es el castigo que se aplica a estos opositores?

Cuando un opositor es pillado por un miembro del tribunal copiando o por cualquiera de los funcionarios que se encargan de vigilar ante un examen, es retirado del proceso selectivo inmediatamente. Queda fuera del proceso selectivo.

Los opositores deben valorar si compensa copiar o no ante un examen.

El proceso de oposición es lento, costoso y difícil pero no imposible. No hay que cerrarse puertas. Es mejor aprobar por nosotros mismos y jugar limpio ante un examen.

Fuente: blog del opositor


1 comentario en Aprobar la Oposición sin estudiar. ¿merece la pena?

  1. Muy buen aporte. Opositar en busca de un empleo público es la mejor alternativa en estos tiempos de crisis económica. Trabajar en el Estado ofrece la estabilidad laboral que ninguna otra labor puede asegurar.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.