5 MITOS DEL CICLISMO que desmentimos

¿Estás pensando en practicar ciclismo de carretera? Entonces has llegado al lugar indicado, porque hoy analizaremos algunos de los mitos que existen en torno a este deporte, y la razón por la que debes desoírlos. Aprende a sacar el máximo provecho de esta disciplina sin escuchar a quienes, durante años, han esparcido ideas equivocadas que pueden terminar afectando el rendimiento o la práctica de este deporte en bicicleta.

1. No hay que llevar guantes en invierno

Parece un disparate que alguien proponga no utilizar guantes en invierno, pero existe toda una corriente de ciclistas que sostienen que al no usar guantes contra el frío, las manos se vuelven más resistentes a las bajas temperaturas. Este mito es disparatado y carece de cualquier tipo de basamento. Por lo tanto, protege tus manos con guantes para que las bajas temperaturas no te dañen.

2. Baja la tija

Hay ciclistas que proponen bajar la tija al máximo, al igual que los ciclistas profesionales. La cuestión aquí es que un ciclista profesional entrena su cuerpo para poder forzar la zona del torso y así mejorar la flexibilidad que les permite mantener una postura extrema. En ciclistas ocasionales, esto termina ocasionando lesiones de espalda.

La mejor recomendación postural para ciclistas de carretera ocasionales es utilizar una posición más erguida, ayudando a un mejor rendimiento deportivo y a un mejor estado de ánimo y sentido del humor.

3. Entrenar siempre al mismo ritmo en invierno

Otro mito sin fundamentos es aquél que indica que en invierno hay que entrenar siguiendo siempre el mismo ritmo. Lo cierto es que para obtener un mejor rendimiento en la etapa de carreras, lo que hay que hacer es realizar entrenamientos intensivos, aunque en pequeños períodos. De esta forma, ayudamos a mantener la velocidad y a estar en mejor estado de cara al comienzo de la temporada de carreras.

4. Las bielas grandes y la velocidad

En el pasado, se creía que las bielas más grandes eran mejores para los ciclistas de carretera porque brindaban mayor potencia. Si bien una biela grande ayuda a poner mayor potencia sobre los pedales, los pies también hacen un recorrido mayor, motivo por el cual los resultados prácticos de utilizar bielas grandes son prácticamente nulos en cuanto a beneficios de velocidad. A menos que seas una persona muy alta, no se aconseja montar bielas más largas. En la mayor parte de los ciclistas, basta con medidas de 165 a 175 cm.

5. Come muchos hidratos de carbono antes de un gran paseo

El último mito que vamos a desmentir hoy gira en torno a la alimentación. Se cree que hay que comer muchos hidratos de carbono la noche anterior a un paseo ya que son fuente de mucha energía. Sin embargo, pueden ocasionar que te sientas hinchado al no haber hecho una digestión apropiada.

Lo mejor es comer una buena cantidad de alimentos equilibrados, de forma que al día siguiente tengas buena energía y un rendimiento corporal adecuado. No caer en excesos y dar lo mejor de ti al pedalear y salir a dominar las carreteras.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.