Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Estudio Biomecánico: lo que debes saber

A veces damos las cosas por sentado y no nos damos cuenta del trabajo que conlleva la elaboración de las cosas. La fabricación de los objetos que utilizamos deben cumplir con estándares definidos y deben resguardar nuestra integridad y ofrecernos comodidad, por ello se realizan estudios, en ese caso biomecánicos, para determinar diversos factores que influyen en el uso de los mismos y como afecta a los usuarios.

Estudio Biomecanico Bicicleta

Pero ¿Qué es el estudio biomecánico? Es un análisis que se realiza, principalmente en los ciclistas, para mejorar las bicicletas, el rendimiento de los usuarios según el modelo que usen y el impacto físico que tienen sobre el mismo.

Tiene como finalidad mejorar los diseños de bicicletas profesionales que brinden un mejor rendimiento y confort a la hora de usarlo. Este estudio implica varios procesos a los que se somete un ciclista donde se prueban varias medidas de bicicletas y se estudian las resultados en la persona.

Esto es muy importante ya que muchos ciclistas sufren de dolores específicos y no desean lastimarse o tener un dolor intenso durante la actividad.

Proceso en el Estudio Biomecánico

Gracias a que cada ser humano es diferente del otro, las estaturas, contexturas, gustos, dolencias y problemas de diversa índoles son diferentes, por lo que es necesario hacer más de un estudio biomecánico de la pisada en un cierto tipo de individuo.

Deben probarse todas los tamaños y contexturas para saber cómo adaptar los mecanismos a las preferencias del usuario, es por ello que antes de comenzar con el proceso como tal, se debe realiza un cuestionario al individuo que será objeto de estudio.

Primero se determina que lo que lo motivó a ser parte de estudio, si fue alguna enfermedad, problemas al momento de realizar la actividad, dolor en alguna parte del cuerpo, entre otros para unir cabos y determinar una causa o solución al problema.

Luego se procede a revisar la técnica del ciclista, ya que no todos lo hacen de la misma forma aun cuando lo parezca. Determinar en qué periodos de la trayectoria que recorre ejerce mayor fuerza y donde la disminuye, la forma enla pedalea, incluso los gesto y movimientos que realiza al momento de montar la bicicleta.

Es gracias a un culote electromiográfico que se pueden ver cómo trabajan los músculos de la persona al momento de utilizar la bicicleta, lo que refleja el impacto de cada movimiento.

Una vez terminado esto, se procede a un estudio de camilla, que es simplemente en el análisis de la flexión y extensión de las piernas  con respecto a la cadena de la bicicleta. Este análisis permite obtener un rango conocido como del motor del ciclista o ROM, que no es más que la distancia que recorren los miembros inferiores al pedalear y la velocidad con la que lo hacen.

AnálisisBiomecánico del ROM  y otras métricas

Cuanto más alto sea el ROM mayor es el riesgo de sufrir algún tipo el lesión al momento que  la actividad disminuye, además las respuestas pueden ser mucho más intensas y agresivas al momento de pedalear.

Por su parte, en caso de que el ROM sea bajo, es necesario determinar cambios en las posiciones adoptadas y hacerlas menos audaces y más conservadoras para generar el confort que un ciclista debe tener al momento de montar una bicicleta; de no hacerlo, incurre en el riesgo de lastimarse.

Un ejemplo de esto es el estudio biomecánico en la Clínica Luis Salvador donde no solo se determina el ROM, sino también exámenes de funcionalidad del arco plantar, el grado de rotación de los pies entre otras.

Así mismo se necesita realizar un estudio de la goniometría, y un análisis de rodilla, por su parte se hace un ajuste gravitacional, todo esto para con la finalidad de que el peso de la masa muscular recaiga en el pedalier.

Este estudio permite determinar cómo se reparte el peso y la masa conforme se realiza una actividad desde varias posiciones.  Luego se determinan los ángulos de los miembros del cuerpo como las rodillas, hombres, tobillo y torso; es aquí donde se aplica un goniómetro para determinar si deben hacer ajuste o modificaciones.

Un ejemplo de modificación seria la altura del sillín con respecto a la altura de la persona y su técnica, tomando en cuenta las métricas que lanzan los estudios previos. Esto determinará la longitud entre el manillar e inclinación o ancho de la misma, así como la potencia.

Por su parte, se debe considerar la pelvis y su comportamiento sobre el sillín, ya que se busca la comodidad, evitando posibles tensiones o malas posiciones debido a que no se implementa un sillín adecuado a la persona.

Otros factores que entran en análisis serian el tracking de rodilla, centro de gravedad del ciclista, estabilidad de pie y cadera e impacto en el rendimiento. Ciertamente es amplio el rango de análisis y aplicaciones solo en este campo para la Biomecánica.

El estudio biomecánico de la pisada es, por lo tanto, una técnica imprescindible a tener en cuenta, no solo si somos deportistas profesionales sino también para nuestro día a día ya que, si sufrimos de algún tipo de alteración física es probable que proceda de nuestros pies, piernas o caderas y es algo que puede ser tratable y puede mejorar nuestro rendimiento y calidad de vida.

Este tipo de análisis nos ayudan a superar las dolencias debido a una mala pisada, a la necesidad de plantillas por tener pies planos por ejemplo, desvíos y dolores de columna por tener alguna alteración en las tibias, cadera, etc. Acudir a un profesional experimentado en podología general y deportiva puede ayudarnos a cortar nuestro problema desde su aparición.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.