El árbitro del Chelsea – Barcelona 2009 sigue recibiendo amenazas de muerte

Aunque el entrenador de Chelsea, Roberto di Matteo, no lo admite en público, el esperado partido entre el Chelsea y el Barcelona se ve entre los londinenses como una especie de revancha por el ‘atraco’ (según ellos) a que se vieron sometidos en 2009. Fue, entonces, Iniesta quien en el tiempo de descuento anotó un gol que hizo hervir de ira a los ingleses. Especialmente volcaron sus gritos e insultos contra el árbitro noruego Tom Henning Ovrebo.

En aquella eliminatoria del 2009 el Chelsea había reclamado en varias ocasiones faltas del equipo contrario. Y hasta cuatro penaltis que presuntamente fueron cometidos por el Fútbol Club Barcelona. En el partido se vivió una tensión como en pocos otros a lo largo de toda la temporada, acrecentada por la conocida furia de la marea hooligan. El lío que se armó al final del partido tuvo consecuencias: Bosingwa y Drogba fueron castigados con varios partidos de suspensión. Además, la prensa y los aficionados ingleses contribuyeron a propagar el presunto ‘robo’. Dejando a lado que lo fuera o no lo fuera, ni siquiera robar un partido merece recibir una sola amenaza de muerte.

A partir de aquel momento, el árbitro noruego Henning Ovrebo ha padecido una persecución en forma de amenazas anónimas. Recientemente ha afirmado en el diario The Times que suele recibir amenazas de muerte de manera frecuente. Contaba sin aparente temor cómo hace muy pocos días había recibido un mail de un ultra de Chelsea que, entre otras cosas decía: ‘el próximo 18 de abril iré a mataros a ti y tu familia’.

El árbitro Henning Ovrebo, hoy psicólogo, reconoce que cometió errores de arbitraje y se toma las cosas con calma. Y se hace una pregunta interesante: ¿cómo serán las vidas de esas personas que, anónimamente, desean la muerte de alguien o amenazan con castigos terribles por algo como un deporte?


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.