¿Cuándo Aplicar Frío o Calor en una Lesión?

Frio o calor
¿debemos aplicar frío o calor cuando tenemos una lesión?

Cada tipo de lesión requiere de un tratamiento en concreto en función de cada caso.

Qué es la termoterapia

Comenzaremos hablando del tratamiento de termoterapia basado en la utilización de calor.

¿Cómo aplicar calor?

Para llevarlo a cabo se pueden utilizar diferentes medios, por ejemplo, es posible usar una manta de calor o también sprays diseñados para esta función como Radio Salil, mi favorito.

Beneficios de la termoterapia

  • Este tipo de tratamiento es útil para aliviar dolores musculares o articulares en los que no haya inflamación.
  • Mientras que la aplicación del tratamiento de frío produce una sensación muy desagradable, por el contrario, la  termoterapia produce un efecto agradable y una sensación de bienestar inmediata.
  • La aplicación del calor mejora la circulación.

** De manera general aplicaremos calor en lesiones musculares o artículares que son crónicas.

La crioterapia

En oposición a la termoterapia también debemos tener en cuenta el tratamiento que se basa en la aplicación de frío en una lesión, la cual recibe el nombre de crioterapia. Se trata de un tratamiento que utilizan incluso deportistas de alto rendimiento en la recuperación de sus lesiones y que puede aplicarse en tres ámbitos: El médico, el deportivo y también, el estético.

Beneficios de la crioterapia

Entre los beneficios que produce, conviene destacar que:

  • calma el dolor de forma evidente,
  • aumenta la energía,
  • es útil para liberar el estrés
  • y potencia el bienestar.

¿Cuándo y cómo usar la crioterapia?

De forma habitual, se aplica frío justo después de un accidente ya que de esta forma se reduce la sensibilidad y se alivia el dolor por lo que el tratamiento de frío también actúa a modo de anestesia.

Conviene aplicar este tratamiento utilizando bolsas y gasas. Por otra parte, conviene controlar el efecto que produce sobre la piel observando la zona de forma habitual. El tiempo de aplicación nunca tiene que superar los 20 minutos.

** Por lo general, aplicaremos frío en lesiones agudas durante las primeras 24-72 horas.


Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.