¿Cómo entrenar la bici en invierno?

El entrenamiento de ciclismo en invierno es difícil y complejo. Las bajas temperaturas, las malas condiciones del terreno y el efecto que esto tiene sobre nuestro cuerpo pueden afectar la efectividad del trabajo de entrenamiento. De todas formas, hay algunos consejos y accesorios que te pueden ayudar a sacar el mejor provecho de cualquier situación de entrenamiento. Por eso, hoy recorremos las mejores opciones de Todo Triatlón y expertos en salud y entrenamiento para sacar el máximo provecho de una rutina de ciclismo de carretera en invierno.

1. Vestir apropiadamente

La clave para un buen entrenamiento es mantenerse siempre con el cuerpo caliente. Cabeza, pies, manos y torso deben mantener una temperatura aceptable para que no haya efectos negativos promovidos por la baja temperatura. Es recomendable un pasamontañas por debajo del casco, ya que la temperatura tiende a escaparse por la cabeza, pero también están los guantes y medias térmicas que son excelentes opciones para mantener una temperatura óptima. A la hora de elegir prendas de vestir, se recomiendan telas transpirables y que puedan absorber la humedad, especialmente en los pies.

2. Planifica un ruta de manera anticipada

En los meses de invierno la carretera es más probable que tenga escombros u obstrucción de ramas en senderos forestales. Por eso es recomendable trazar con antelación el recorrido y saber que no habrá sorpresas desagradables que nos impidan el entrenamiento.

3. Presta atención al viento

Si es posible, realiza la primera parte del rodaje contra el viento, así podrás regresar con viento de cola. Así trabajas con mayor esfuerzo al principio, cuando todavía estas fresco, y aprovechas el impulso del viento para el regreso a casa. En invierno es especialmente importante porque evitas el viento helado cuando ya estás cansado y sudado.

4. Cuida la bicicleta

Las condiciones climáticas del invierno pueden afectar de formas negativas tu bicicleta, por eso es importante realizar cuidados regulares a tu vehículo. Limpia la cadena, revisa los frenos y el estado general de las llantas con regularidad y no olvides la correcta lubricación después de cada sesión de entrenamiento, logrando así que los engranajes y cadena mantengan un funcionamiento óptimo y evitando accidentes.

5. Utiliza reflectores y luces

El entrenamiento de ciclistas en carretera en los meses de invierno debe realizarse con todas las medidas de seguridad establecidas. Piensa que muchas veces los conductores de automóviles y camiones no esperan encontrarse un ciclista en la carretera cuando hace tanto frío. Por eso, utiliza chaleco refractante, luces de posición para la bicicleta y colores brillantes que te hagan más visible.

6. Aprovecha las ventajas del rodillo

Al final del día, cuando el frío clima del invierno no nos deja entrenar en la carretera, la mejor opción es contar con un rodillo. Los mejores rodillos ofrecen resultados de entrenamiento tan satisfactorios como la rutina de bicicleta en carretera, pero con la comodidad de estar en casa, no pasar frío y poder entrenar sin riesgos. Los rodillos ofrecen excelentes resultados en sesiones de entrenamiento de alta intensidad, así que en invierno puedes combinar entrenamiento exterior de corta duración, y sesiones con rodillo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.