4 DEPORTES imprescindibles para ENSEÑAR a todo NIÑO

¡Mejores DEPORTES! Muy DIVERTIDOS para NIÑOS (de 6, 10, 12, 14, 15 años) Todas las edades.

La infancia es una etapa colmada de cambios importantes que requieren de toda la atención de los padres, ya sea para corregir, mejorar y hasta para felicitar y promover su evolución. No obstante, en muchas ocasiones no sabemos que deporte debemos elegir para nuestros hijos, pues si bien ellos más adelante se inclinaran por uno en específico, en el momento somos los adultos quienes guiamos el proceso y mostramos ventajas y desventajas de cada uno. Para ello, hoy te traemos una solución muy efectiva, en una sutil lista con los que consideramos, son los mejores (o más adecuado) deportes para enseñar varios aspectos imprescindibles a tus hijos.

Deportes para Niños

El basquetbol

Muchas personas reemplazarían este deporte por el fútbol (tiene una gran popularidad en nuestro país y en el mundo), pero lo cierto es que el basquetbol es una disciplina también muy conocida que une varios factores que vale la pena analizar: el primero de ellos tiene que ver con que el trabajo se logra en equipo. Y es que ningún jugador puede llegar hasta la cesta contraria y efectuar uno o más puntos, sin la colaboración de otros y la puesta en marcha de las habilidades aprendidas durante los entrenamientos.

El segundo punto se relaciona con la posibilidad del triunfo y la derrota, pues si bien en el futbol un jugador logra anotar un gol, un equipo de ese deporte cuenta con 11 jugadores y la mayoría de ellos solo esperarán a tener una oportunidad que puede o no llegar. En el basquetbol la puntuación es constante y no hay ningún tipo de límites para quien quiere superarse de forma individual, sabiendo que su éxito contribuye al éxito del equipo. Y esta es un arma que se puede utilizar tanto a favor como en contra, pues si bien se pueden llegar a marcar muchos puntos, el equipo contrario puede lograr efectuar un par más, dejando la lección de que se deben crear estrategias y mejorar con ello el conjunto y no solo la parte individual.

Artes marciales

Es una disciplina deportiva muy famosa en centros para desarrollo infantil, puesto que tienen varios asuntos que comúnmente solo son tratados en espacios médicos. Las artes marciales (sobre todo antes de los 12 años), logran un gran efecto en el cuerpo del menor, al desarrollar habilidades motrices importantes como lo son los reflejos y la unión de músculos para ejecutar ciertas actividades que pueden (o no) tener algo que ver con otros deportes.

Es una disciplina recomendada, porque es de igual modo progresiva, es decir, siempre se tendrá un objetivo más que conseguir y mantendrá al niño consciente de que debe alcanzarlo. Se aprende a perder y a que si no se está los suficientemente preparado, se recurrirá a más horas de ensayo hasta conseguir lo que se desea, exigiéndole excelencia y al mismo tiempo enseñándole que no siempre se puede ganar y que otros pueden tener mejores cualidades deportivas. Es un deporte tan completo, que ningún padre quisiera perder la oportunidad de comenzar a educar a su hijo a base de este.

Pádel [no te lo pierdas]

Te prometimos 3 deportes y te damos un plus, una cuarta disciplina deportiva que está en pleno auge, en su mejor momento y que ha llegado para quedarse. Y es que si bien hace ya varias décadas que existe, hasta ahora comienza a tener múltiples formas y a ser desarrollado de manera profesional, con torneos a nivel local, nacional y hasta internacional que reúne a los mejores.

Lo cierto es que cualquier niño de cualquier edad puede practicarlo, ya que no hay ninguna edad mínima o máxima para hacerlo y se pueden conseguir avances en muy poco tiempo (además de los grandes BENEFICIOS del PÁDEL para los niños). Su desarrollo, a simple vista, es tan sencillo como lo sería el tenis, pero trae consigo formas muy diferentes, puesto que hasta los materiales se hacen en una categoría completamente alejada y dan la sensación de practicar con innovación, dinamismo y mucho más control. El niño aprenderá a escalar posiciones y cambiar de elementos de práctica para certificarse a sí mismo, de que los entrenamientos valen la pena y pude vencer a rivales más fuertes. De igual manera, logrará conseguir puntos fruto de su estrategia y de los planes que realice en el campo de juego, pudiendo dar lo mejor de sí y observando con cuidado que debe cambiar.

Ciclismo

Abordar este deporte, es abordar también sus múltiples formas, beneficios y cualidades que le hacen ser lo que es hoy. Y es que los niños comienzan a tener consciencia del equilibrio a partir de los 3 años y a los 4 ya puedes subirlo a una bicicleta con rueditas traseras, librándose de estas con un poco de práctica.

El ciclismo desarrolla la fuerza muscular y la tonificación de las piernas, glúteos y hasta en mejoras de la ergonomía en la espalda, gracias a que las posturas pueden cambiar de acuerdo a un tipo de terreno o competición que se quiera llevar a cabo. Con la bicicleta cualquier persona puede aprender a tener un mejor control de las situaciones (esto según los especialistas) y a comprimir las emociones fuertes, debido a la cantidad de posibles movimientos que se puedan ejecutar. De igual modo, se nota su eficacia en el tratamiento de condiciones como la obesidad y a evitar el sobrepeso en todo momento, dándole armas al pequeño para cuidar al mismo tiempo de su salud.

Y no solo eso, también permite hacer un contacto natural y a respirar un aire más puro, siendo consciente de que el mundo merece (y debe) ser respetado, al encontrar en él, un espacio seguro, limpio y que le brinda todas las posibilidades para desarrollar nuevas habilidades.

 

Estos 4 deportes que acabamos de presentarte, deberían ser tomados en cuenta siempre que quieras enseñarle a tu hijo la mejor manera de actuar con y para otros.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.