Piernas y glúteos última generación

0

A la hora de hacer ejercicio, cada uno tiene sus pequeñas obsesiones, pero suele haber dos zonas del cuerpo, que nos preocupan bastante a la hora de tonificarlas: los glúteos y las piernas. Queremos tenerlos tonificados y, a ser posible, duros. Y eso nos lleva a encadenar preguntas varias sobre los ejercicios que debemos hacer para conseguir todos esos deseos. Lo hemos dicho en otras ocasiones: aunque resulta tentador, no podemos elevar al pódium de los mejores solo a algunos ejercicios ya que, dependiendo del nivel y del objetivo de cada uno habrá una mejor opción para casa persona. Sin embargo, sí hay varios ejercicios que los expertos califican como muy efectivos a la hora de trabajar esas zonas. Hoy te traemos algunos de estos ejercicios para que puedas sumar a tu rutina.

piernas 2

Sentadillas. El clásico por excelencia. Es el movimiento más completo que existe. Lo llaman el ejercicio rey de la parte inferior del cuerpo porque con un solo movimiento se trabajan muchos músculos a la vez. No es fácil de ejecutar, pero es tan eficaz que si lo aprendieras bien sería el único movimiento que necesitarías practicar para conseguir unas piernas esbeltas y unos glúteos levantados y tonificados. Los expertos aconsejan siempre mantener la espalda recta, sin elevar los talones. Y probar con diferentes variantes. De hecho, la sentadilla con salto es una buena opción también para quemar calorías.

Step-Up (o subida al cajón). Este clásico de los vídeos de aeróbic de los 80 –en el que te posicionas frente al step con las piernas ligeramente separadas, subiendo al cajón la pierna que quieres ejercitar– no es un ejercicio complicado. Pero es importante tener en cuenta que no debemos ayudarnos con la pierna que no estamos ejercitando.

piernas 1

Inclinaciones. Ponte derecho con los pies al ancho de los hombros. Ahora inclínate hacia abajo cuidando tu postura. Inclínate a tal grado que tu torso quede paralelo al piso. Al mismo tiempo, no olvides doblar ligeramente tus piernas. Luego regresa a la posición inicial. No estires tu torso hacia arriba con los músculos de tu espalda. No solo es incorrecto sino también peligroso. Los músculos de la espalda mantienen el torso en una posición recta, así como también levantan los glúteos.

Zancadas. Ponte de pie derecho, ubica los pies a una distancia un poco menor que el ancho de los hombros. Haz una zancada y siéntate hasta que la cadera quede paralela al piso. Mantén los hombros abiertos y los brazos hacia abajo. Realiza estas zancadas para caminar por la habitación, así trabajan ambas piernas. Dobla en 90 grados la pierna que está adelante y haz que reciba todo el peso. Levántate, tomando impulso con el talón y pasando tu pierna de atrás hacia adelante. Cuida que tu espalda se mantenga recta y no se incline hacia adelante. En este ejercicio no solo trabajan los músculos de los glúteos sino también la parte frontal de la cadera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.