5 CONSEJOS PARA REDUCIR LA PANZA sin perder la cabeza

A la hora de realizar ejercicios y tener mayor conciencia sobre nuestro organismo y la educación física, bajar de peso es quizás uno de los desafíos más complejos. No hay que desesperar, ya que existen formas de bajar la panza sin perder la cordura.

Está principalmente relacionado con hábitos alimentarios y conductas a la hora de hacer ejercicio, y hoy abordaremos algunos de los consejos para llevar adelante este proceso de adelgazamiento sin perder la cabeza.

A medida que acumulamos grasas, muchas veces van a parar a nuestro abdomen, haciendo que luzca flácido y menos liso. Con los siguientes trucos y ejercicios, podrás lograr reducir tu barriga y lograr tonificar los músculos de la panza.

1. Plancha frontal

Este ejercicio se realiza apoyando el peso del cuerpo en los codos, con la barriga hacia el suelo. Los brazos tienen que estar alineados con los hombros. El movimiento consiste en elevar el tronco, siempre manteniendo el abdomen apretado. Además, hay que mantener el cuerpo recto, sin levantar la cola o bajar la cadera. Hay que mantenerse en posición elevada durante 10 o 15 segundos y repetir en 6 ocasiones.

2. Elevación lateral de piernas

Otro buen ejercicio para bajar la pana es la elevación de piernas lateral. Nos acostamos de lado, dejando la columna recta, y con las piernas extendidas en línea con el tronco, juntas. Apoyamos la cabeza sobre una mano y la otra la dejamos en el suelo, frente al tronco. Vamos a levantar las dos piernas juntas, sin que se separen, y las bajamos lentamente. El movimiento ayuda a reducir la panza porque contrae lentamente el abdomen. Se recomiendan dos o tres series de 12 a 15 repeticiones por cada lado.

3. Puente

El puente consiste en un ejercicio para bajar la panza que se realiza acostado, con la barriga hacia arriba. Flexionamos las rodillas de manera que los pies queden apoyados en el piso., De esta forma el cuerpo va a estar apoyado en pies y hombros. Dejamos los brazos extendidos en el suelo, al costado del cuerpo. Desde esta posición vamos a levantar al máximo la cadera y mantener unos segundos. Se recomiendan tres series de 15 repeticiones.

4. Bebe mucha agua

Además de ejercicios, para bajar la panza también es importante beber mucha agua. Beber cantidades cercanas a los dos litros de agua al día ayuda a una mejor digestión, a evitar el estreñimiento y a comer menos, ya que es un líquido con efecto saciante.

5. Reduce lo más posible sales y azúcares

Por último, otro consejo relacionado con la alimentación es el de reducir el consumo de sales y azúcares. Esto ayuda a bajar la panza y a transformar nuestro hábito alimentario. Si no consumimos azúcar mantenemos bajos los niveles de insulina y el glucagón alto.

Con estos consejos, podrás bajar la panza y lograr una mejora de tu estado físico. Se trata de empezar a realizar ejercicios y cambiar un poco la forma en la que nos alimentamos y bebemos. Si tienes constancia, lo más probable es que veas resultados positivos en breve.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.