Cuida tu Espalda con Estiramientos diarios

Quien más y quien menos tiene molestias o dolores en la espalda. Prevenirlos te llevará sólo 10 minutos en tu rutina diaria.

Estirarte a modo de oso perezoso cada mañana no es suficiente. Aunque sientas que tus músculos te lo agradecen más lo harán si sigues unas simple rutina de apenas unos minutos, pero diaria.

Ejercicios para Cuidar la Espalda

La constancia, dicen, lleva al éxito y en la salud y el físico también se aplica.

  • 1.- Siéntate en el borde de la cama y empieza estirando el cuello. Mira hacia abajo y hacía arriba diez veces seguidas con movimientos lentos y pausados. Después repite lo mismo hacía los lados. Por último realiza cinco movimientos circulares hacía la izquierda y otros cinco hacía la derecha.
  • 2.- En esa misma posición, cruza un brazo por delante de tu cuello y estíralo con la fuerza del otro. Repite lo mismo con el otro brazo.
  • 3.- Ponte de rodillas en el suelo con los brazos a la misma altura que las piernas. Como un gato, dobla la columna hacía adentro y después hacía afuera. Este ejercicio ayuda a estirar toda la columna, repite el movimiento entre 10 y 15 veces.
  • 4.- Ponte de pie, flexiona un poco las rodillas y deja tus brazos caer. Intenta agarrarte los tobillos con las manos, aguanta en esa posición unos diez segundos. Repitelo unas cinco veces.
  • 5.- Siéntate en el suelo apoyando tu espalda en una pared, cruza la pierza izquierda sobre el muslo derecho y tira con tus brazos desde tu rodilla hasta que el músculo del glúteo este tirante. Este ejercicio viene muy bien para evitar la temida ciática.
  • 6.- De pie y recto apoyate en el marco de la puerta haciendo como flexiones que ayuden a estirar la parte de tus hombros.

Ahora ya estás preparado para afrontar cualquier tipo de día y el estres, las malas posiciones o los excesos no te pasarán tanta factura, tu cuerpo estará al menos más relajado.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.