El pin pon o tenis de mesa

Básicamente es  un deporte que se practica con una pelota pequeña y paletas o pequeñas raquetas. Los partidos pueden ser individuales o de dobles. Se practica sobre una mesa rectangular dividida a la mitad con una red.  El objetivo del juego es conseguir que el contrario no devuelva el golpe después del primer bote de la pelota sobre su lado de la mesa.

El servicio es la jugada para poner la pelota en juego, al jugador que golpea en primer lugar se le llama servidor, la pelota deberá estar inmóvil sobre la palma de la mano abierta, por detrás de la línea de fondo y por encima del nivel de la superficie de juego. La pelota debe botar primero en el propio campo, sobrepasar la red y caer sobre el campo contrario. Cada dos tantos, el jugador  o pareja receptora pasará a ser el servidor o pareja servidora, y así hasta el final del juego, a menos que ambos jugadores o parejas hayan anotado 10 tantos o esté en vigor la regla de aceleración; en este caso, cada jugador servirá tan sólo un tanto cada uno. En dobles se determina al principio de cada juego el orden de saque, de manera que los cuatro jugadores realicen el saque.

Un jugador ganará un tanto, cuando su oponente cometa alguna de estas faltas:

  • Tocar la mesa con la mano mientras la pelota está en juego o por mover la mesa con  alguna parte del cuerpo.
  • En dobles, golpear la pelota fuera del orden marcado.
  • No botar la pelota en la mesa contraria.
  • No devolver la pelota antes de que toque el suelo.
  • Dejar botar la pelota más de una vez sobre la mesa de juego, no importa de que lado o golpearla dos veces seguidas.

Ganará un juego la persona o pareja que primero alcance 11 tantos, excepto cuando ambos jugadores o parejas consigan 10 puntos; en este caso, ganará el juego el primer jugador o pareja que posteriormente obtenga 2 puntos de diferencia. Un partido lo ganará el mejor con tres o cinco juegos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.