Como Esquiar – Aprender a Esquiar

He de decir, jamás pensé que fuese capaz de aprender a esquiar. Siempre se me han dado fatal los deportes de equilibrio (aunque es cierto como esquiarque nunca los había practicado con constancia) y además el esquí es un deporte que me daba miedo al poder caerme y lesionarme.

Es cierto que pensaba… “pero si lo practica todo el mundo”, y ahora entiendo por qué. El esquí engancha y es fácil.

Sin duda, las primeras sensaciones sobre los esquís son raras, pues cuesta habituarse a deslizar, en vez de andar. Y el miedo a hacernos daños nos lo dificulta más aún, no obstante, tranquilos, pues los primeros pasos del esquí serán aprender a deslizarnos, y a frenar, para así evitar caídas (aunque si nos caemos, ni mucho menos debemos ridiculizarnos, y tampoco coger miedo, pues si vamos a las velocidades adecuadas a nuestro nivel, jamás nos haremos daño, y lo digo por experiencia pues he comenzado a esquiar con 27 años, y desde cero, así que he sentido estas sensaciones).

En toda estación existe una zona para iniciación, y ahí será donde daremos nuestros primeros pasos, en una superficie con tan sólo un leve desnivel. En poco tiempo iremos deslizándonos con los bastones y poco a poco iremos siendo menos torpes, todo el mundo empezó alguna vez, así que fuera complejos.

Una vez habituados al medio, podemos poner en práctica la postura y el deslizamiento directo en una pendiente un poco más pronunciada. Debemos elegir un terreno con una ligera pendiente, con llano y contrapendiente al final, para que sea el terreno el que nos detenga ya que todavía no dominamos como frenar.

En el esquí, la técnica y la postura es primordial, por lo que debemos tener muy en cuenta esto para deslizarnos correctamente. Además, no son muchas cosas las que debemos tener en cuenta, así que en poco tiempo aprenderemos lo necesario para esquiar y divertirnos. La posición del cuerpo sobre los esquís, debe ser lo más relajada y cómoda posible, con la cabeza y brazos libres de tensión, y colocando los pies en paralelo y separados entre sí a la altura de nuestras caderas. El cuerpo siempre va echado hacía adelante, y las espinillas contra las botas. Algo muy típico es echar el cuerpo hacia atrás, y ese es uno de los grandes fallos. Acordaros… Esquiar flexionados y echados hacia adelante.

Una vez colocados en esta posición debemos centrarnos sobre el eje, ni alante ni atrás, manteniendo las rodillas semiflexionadas, de tal manera que la pierna descanse sobre la parte anterior (lengüeta) de la bota. Los brazos separados, con las manos por delante, dejando caer los bastones hacia atrás (el tema de las manos es también realmente importante, siempre por delante de nuestro cuerpo).

Conviene familiarizarse con distintas posturas y acciones propias del esquí. Al inclinar el cuerpo modificamos la distribución del peso, lo que afecta al movimiento de los esquís. Veréis algunos ejemplos en el primer vídeos. También existen ejercicios como intentar mantener el equilibrio sobre uno solo de los esquíes, levantando uno y otro e forma alterna, etc….

Pero os dejo algo con lo que aprenderéis bastante más, y así ir viendo como podéis disfrutar esquiando. A continuación varios vídeos interesantes sobre como esquiar, pues la verdad es que no hay muchos verdaderamente interesantes, la mayoría de estos son gracias al usuario “justosm” de youtube:

Videos para aprender a esquiar:

Este primer vídeo es para que veáis como una persona que no ha esquiado jamás, en un sólo día aprende lo suficiente para pasarselo genial. Mi primera experiencia personal fueron 3 días, y pasé de ser un “pato mareao” a bajar pistas azules sin ninguna dificultad, incluso algunos tramos de pistas rojas. Eso sí, aquí ya vais a oir algo primordial, “La Cuña”, esto os servirá mucho para frenar y girar en vuestros primeros pasos esquiando:

En el segundo vídeo, lo comentado anteriormente, pero de una forma más detallada, y además aprender a levantaros por si os caéis. Si va a ser la primera vez que esquiáis, de verdad, fijaos muy bien en este vídeo, en la posición de los pies al hacer la cuña, y en como levantarse. Pues es algo fundamental al principio:

Una vez dominada la cuña, este es otro vídeo os irá genial para poder bajar vuestras primeras pendientes. Este vídeo es importantísimo para que bajéis una pista verde de esquí sin ningún miedo. Tened en cuenta que una bajada por el camino más corto puede tener mucha pendiente, pero que si vais de un lado de la ladera de la montaña hacía el otro, es casi como un terreno llano. Estos serán los primeros pasos para esquiar sin miedo. Aquí se enseña el viraje para así no bajar la pendiente de forma recta y rápida. Controlar esta parte fue la que más me ayudo para descender esquiando montañas sin miedo a coger una velocidad que no controlase, pues al principio me pasaba que iba muy recto y tenía que tirarme al suelo para frenar, ahora vosotros sabréis hacer el viraje y así frenar sin caeros:

Creo que con estas indicaciones y estos estupendos vídeos, cualquier persona que no haya esquiado nunca, será capaz de esquiar en un día y pasarselo genial. Por supuesto, es muy recomendable coger un monitor de esquí, pues en tan sólo dos horas te puede enseñar todo lo necesarío para disfrutar días y días. Puede parecer caro, pero de verdad que merece la pena.

Lo que más me ha hecho sufrir de escribir este artículo, es que me han entrado unas ganar de ir a esquiar impresionantes.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.