Caminar en el agua

El ejercicio acuático es una actividad de bajo impacto que tiene la presión en los huesos, las articulaciones y los músculos. El agua ofrece una resistencia natural, que ayuda a fortalecer los músculos. Puedes incluso hacer ejercicio acuático sin saber nadar.

Podrías comenzar con poco agua, más o menos que te llegue hasta la cintura, camina a través de la piscina moviendo los brazos como lo haces al caminar sobre la tierra. Evita caminar de puntillas, y mantén la espalda recta. Aprieta los músculos abdominales para evitar inclinarte demasiado hacia delante o hacia un lado.

Para aumentar la resistencia en las manos y los brazos se mueven a través del agua, usa telas en las mano u otros dispositivos de resistencia. Los zapatos de agua pueden ayudarte a mantener la tracción en la parte inferior de la piscina.
Una vez que estás caminando cómodo con el agua hasta la cintura, trata de caminar en aguas más profundas. Al caminar, y repite lo anterior.

Para ayudarte a mantenerse por encima del agua, puedes colócate un flotador de los largos entre las piernas. Asegúrate de que sea más alta en la espalda que por delante. Si no sabes nadar, usa un chaleco salvavidas. Para aumentar la resistencia en las manos y los brazos se sigue utilizando las telas en las manos y los zapatos recomendados anteriormente.

Para un entrenamiento más intenso, considera correr en aguas profundas.

Educación Física Temario Educación Física Musculación Actividad Física Abdominales


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.