Rugby

El rugby es un juego muy físico y potente, por lo que el entrenamiento suele ser lo más importante para evitar lesiones o malas prácticas a la hora de practicar este deporte. Normalmente en las ligas regulares de fútbol americano, el periodo de recuperación suele ser más largo que el de entrenamiento, debido a la dureza a la que se expone el cuerpo, por lo que si no está bien preparado físicamente, mejor pensar en otro deporte para practicar.

Para estar bien metabólicamente se debe de llevar una alimentación sana y aeróbica. Dentro de un juego del rugby, cada jugador debe de prepararse según la posición que ocupe en el campo, ya que los que mejor estén preparados corporalmente pueden tener un papel diferente por ejemplo a los más rápidos o técnicos que tengan el papel de correr a través del campo.

Para tener un entrenamiento completo, un jugador debe de prepararse tanto en movilidad, agilidad, fuerza muscular y potencia muscular. No se debe de basar sólo en la fuerza, aunque sea una gran baza en el rugby, pero en la actualidad se está descubriendo que la habilidad de saber moverse dentro de un campo de rugby es tan importante como la fuerza.

Con el paso de los años se ha ido cambiando el prototipo de jugador de rugby, al igual que su tipo de entrenamiento una vez que se conocen los parámetros en los que debo de poner más esfuerzo en un entrenamiento.

Todo el proceso que lleve a ponerse en forma a un jugador de rugby debe de estar asegurado por una revisión profesional, y el entrenamiento no es menos.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.