Hacer ejercicios en la oficina

Ejercitarse en la oficinaEjercitarse en la oficina es posible y además una manera inteligente y fácil de cuidar la salud, controlar el peso y los niveles de estrés.

Dolor en la espalda, el cuello y las manos, son las quejas más frecuentes entre los que pasan entre seis y ocho horas sentados frente al computador los cinco días de la semana. La pregunta es ¿cómo encontrar soluciones a estas dolencias en el entorno de trabajo?

Evitar el sedentarismo es posible, aquí unos ejercicios muy sencillos de realizar para evitar enfermedades y complicaciones mientras se está trabajando:

Ejercitar los antebrazos. Es muy sencillo, sólo con tomar una pelota de tenis y apretarla y soltarla. Cinco series de 15 repeticiones serán suficientes.

Tonificar los abdominales. Sentarse correctamente en la silla del escritorio y contraer el abdomen en 25 repeticiones. Cuatro series con un descansos de algunos segundos.

Ejercicio cardiovascular. Esta práctica es muy sencilla, basta con evitar usar los ascensores y preferir las escaleras, una opción que también ayuda a tonificar los muslos y glúteos.

Ejercicios de estiramiento. Estirar las manos, las piernas, el cuello y el torso mientras se está en la silla ayuda a evitar la sensación de rigidez. También, mover y sacudir las muñecas con regularidad controla enfermedades como el túnel del carpo.

Realizar ejercicios en la oficina, es una práctica que no sólo evita lesiones en la espalda, las manos u otra parte del cuerpo, también aumenta la productividad de las personas y mejora considerablemente la calidad de vida porque hace del entorno laboral.

A medida que el cuerpo se oxigena y hace circular la sangre se adquiere más energía, se agudiza la capacidad de concentración, mejora el estado de ánimo debido a que se liberan endorfinas y serotonina, además, ayuda a priorizar y optimizar el tiempo para realizar las actividades de acuerdo a la importancia que tienen.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.