El Ejercicio como Tratamiento para la Depresión

La investigación ha demostrado que el ejercicio es un tratamiento eficaz, pero infrautilizadas a menudo por la depresión de leve a moderada, aquí verás síntomas que te guían a saber si tienes depresión.

¿Qué tipos especiales de ejercicio son mejores para la depresión?

Parece que cualquier forma de ejercicio puede ayudar a la depresión. Algunos ejemplos de ejercicio moderado son:

  • Ciclismo
  • Baile
  • Jardinería
  • Golf (caminar en lugar de utilizar el carro)
  • Tareas del hogar, sobre todo barrer, trapear, aspirar.
  • Correr a un ritmo moderado
  • Aeróbicos de bajo impacto
  • Jugar al tenis
  • Natación
  • Trabajar en el jardín.
  • Yoga

Debido a que el fuerte apoyo social es importante para las personas con depresión,

  • unirse a una clase de ejercicio en grupo puede ser beneficioso.
  • O bien, puede hacer ejercicio con un amigo o su pareja.

De este modo, se beneficiará de la actividad física y el bienestar emocional, sabiendo que los demás son de gran apoyo.


¿Debería hablar con mi médico antes de hacer ejercicio?

Para la mayoría de la gente, está bien iniciar un programa de ejercicios sin antes consultar a un médico. Sin embargo,

  • si no has hecho ejercicio durante un tiempo,
  • tienes más de 50 años,
  • o tienes una condición médica como diabetes o enfermedades del corazón,

consulta con tu médico antes de comenzar con una rutina.


¿Cómo puedo decidir qué tipos de ejercicios puedo hacer?

Antes de comenzar un programa de ejercicio para la depresión, he aquí algunas preguntas que debes considerar:

  • ¿Qué actividades me gustan?
  • ¿Prefiero actividades en grupo o individual?
  • ¿Qué programas se ajustan mi horario?
  • ¿Tengo condiciones físicas que limitan la elección de mis ejercicios?
  • ¿Qué metas tengo en mente? (Por ejemplo: pérdida de peso, fortalecimiento de los músculos, mejorar la flexibilidad, o la mejora del estado de ánimo)

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.