Necesidades básicas y sociales

El ser humano tiene dos tipos de necesidades a nivel vital: las necesidades básicas o primarias, osea, las que el individuo comparte con el resto y de las cuales nunca debe carecer, pues son necesarias para su integridad física, tales como el alimento, el refugio o el sueño y las necesidades sociales o secundarias, es decir, las originadas por el contexto social y el entorno en el que se vive.

Es por ello que las personas que no tienen sus necesidades básicas cubiertas, es decir, no tienen alimento ni una casa digna donde vivir, deben ser atendidas como medida urgente mediante los servicios de intervención social, pues todos los seres humanos deberíamos tener nuestras necesidades básicas vitales cubiertas, pues son las más necesarias para sobrevivir. Por ejemplo, una persona que vive en la calle no cuenta con sus necesidades básicas cubiertas al no tener un hogar, ni donde poder comer o dormir.

Las necesidades sociales son más secundarias, son las necesidades que intervienen en nuestras relaciones con los demás y con el contexto en el que vivimos, se trata por tanto, en la necesidad de tener una determinada posición en la sociedad, tener un tipo de vestimenta, ciertos bienes materiales, estudios, buena posición social o laboral, etc. Estas necesidades contribuyen a nuestra inserción en la sociedad actual y de ello dependerá nuestra motivación en la vida.

Estas necesidades surgen portanto a partir de la imitación, lo que es conocido como la “moda” del momento. Podemos seguir la moda no sólo de la vestimenta, sino también a la hora de realizar algún tipo de estudios, por ejemplo, las carreras más recientes son las que suelen entrar “en la moda”, durante algunos años, los años de la novedad. Determinados establecimientos en el sitio donde vivimos también pueden ser los locales de moda a los que accedemos para mantener ciertos contactos sociales.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.