Ejercicios en Casa para Hacer en Pareja

Actividad Física para hacer en pareja
Realizar actividad física acompañada por su pareja puede resultarle una propuesta más interesante. Ahora sólo falta que lo convenza a él…
Basta de exponerse a ejercicios tediosos y “torturadores” en donde el sobreesfuerzo y la repetición parecen ser la única posibilidad para estar en forma. Y basta también de aburrirse haciendo gimnasia.

Para poner el cuerpo en acción, una alternativa interesante es hacerlo en pareja.

En esta nota, le ofrecemos las claves para compartir junto a una persona querida una actividad saludable, que la saque de la rutina y le permita mejorar el estado físico, el ánimo y además abra nuevas posibilidades de disfrutar de la pareja.
Ejercicio 1: A trabajar los cuádriceps
Uno de los dos se acuesta en el suelo, eleva ambas piernas y apoya las plantas de los pies sobre el pecho del otro. El que está de pie deja caer el peso de su cuerpo sobre las piernas de su compañero, haciendo que ambas se flexionen y cuidando siempre de mantener un ángulo mayor a 45 grados entre el tronco y el muslo.

Presionar con mayor intención y aflojar paulatinamente. La persona que está de pie debe tratar de ejercer el peso con todo el cuerpo de manera pareja y uniforme. Repetir ocho veces e invertir la posición.

Ejercicio 2: Para fortalecer piernas, glúteos y abdomen

Ambos en el piso, elevan piernas a 90 grados mientras sostienen la cabeza con la mano; las plantas de los pies se unen para ejercer alternadamente un empuje hacia adelante y se afloja repetidas veces.

Si el ejercicio resulta muy cansador, apoyar la cabeza en el suelo, dejar los brazos a los costados del cuerpo y trabajar solamente desde las piernas. Chequear que la cintura esté totalmente apoyada en el piso y no tensionar los músculos del cuello al empujar.

Ejercicio 3: Abdominales y elongación

Los dos sentados, uno detrás del otro, el primero apoya glúteos sobre los empeines del compañero que va a subir las piernas enrrollando su columna desde el coxis hasta la cabeza. Sube y baja con la mayor lentitud que le sea posible. Mientras tanto el otro desliza las piernas hacia adelante con puntas de pie hacia arriba, pliega el tronco y deja caer los brazos y cabeza, para elongar toda la cara posterior del cuerpo y cuello. Mientras uno consigue unos abdominales perfectos, el otro va estirando su espalda.

Ejercicio 4: Un buen estiramiento

En el piso, uno sentado sobre izquiones, con piernas flexionadas, plantas de pie apoyadas y columna vertebral y cabeza en eje perpendicular al suelo. El segundo, acostado en el suelo con piernas flexionadas y brazos colocados a los costados de la cabeza. La persona que está sentada debe tomar las muñecas de su compañero estirándole con firmeza los brazos y cuidando que no se eleven del piso. Simultáneamente el que está en el piso debe elevar las piernas y llevarlas hacia la nariz para completar el estiramiento del resto del cuerpo. Recordar que los estiramientos son imprescindibles en cada sesión de actividad física.
Ejercicio 5: Para aflojar piernas
Uno acostado en el suelo, el otro parado u arrodillado, tomándole un pie entre las manos y haciéndole elevar la pierna a 45 grados. Con ambas manos flexionar el pie del compañero desde talón y dedos hasta que llegue al stop (punto límite) de flexión. Allí se sostiene durante unos segundos para aflojar haciendo rotar el pie hacia ambos lados. Cambiar de pierna y luego invertir el rol de la pareja.
Fuente: Salud y Estética

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.