Se suda más después del ejercicio

Puede parecer extraño, pero en realidad, se suda más, después de terminar el ejercicio de lo que se hizo durante la sesión del ejercicio en sí.

Esto ocurre porque la cantidad de sudor es determinada por la temperatura de la sangre que pasa por el cerebro. Entre más caliente este la sangre, el cuerpo  provoca más sudor, a consecuencia de bajar la temperatura del cuerpo, y directamente de la sangre.

Explicación

Durante el ejercicio, el corazón late más rápido no solo para bombear la sangre a los músculos, sino también para mover la sangre caliente de los músculos,  de la piel, donde puede ser el calor disipado por el proceso de sudoración.

El ejercicio puede aumentar la temperatura de la sangre hasta un máximo de 105 grados Celsius, sin ningún peligro para el atleta. Aunque esto también suene raro, ya que la fiebre al ser humano lo deja en cama a los 39 grados Celsius.

Sin embargo, una vez que se detiene el ejercicio, la frecuencia cardiaca baja y menos sangre puede ser bombeada de los músculos y la piel. Como resultado, el calor se acumula en breve tiempo en  los músculos, la sangre eleva su temperatura y la temperatura de la sangre que pasa a través del cerebro aumenta, provocando más sudor, para que el cuerpo baje su temperatura.

Es por eso que muchos de los atletas a menudo se encuentran todavía sudando, incluso después de una ducha rápida, lo mejor es esperar un tiempo para que el cuerpo baje de temperatura naturalmente y luego ducharse.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.