Lección 9: Hábitos alimenticios

Hábitos alimenticiosEs más que sabido que el deporte y la actividad física influyen fuertemente en nuestro cuerpo y su estado, pero sin hábitos alimenticios saludables, todo el trabajo que hemos hecho pierde su valor. Los alimentos son la única fuente de energía y nutrientes para las diversas actividades diarias que realizamos, por lo que una alimentación balanceada es clave para la buena salud.

Cada cuerpo y persona tiene su propio requerimiento calórico y nutritivo según su estado de salud, edad, sexo y actividad física que desarrolle. Es esencial consultar con un especialista en nutrición para conocerlos y llevarlos a la práctica, pero existen algunas reglas generales que te permitirán mejorar tu alimentación y potenciar los beneficios de la misma.

Para llevar adelante una dieta saludable y balanceada, es menester consumir la medida justa de alimentos (cualquier extremo, ya sea la carencia o el exceso, tiene consecuencias negativas en la salud) y variados (proteínas, grasas, hidratos de carbono, etc.). Otro punto a tener en cuenta es que la alimentación sea completa, e incluya la mayor cantidad de alimentos y colores posible.

Son muchas las patologías asociadas a los trastornos alimenticios, y la mayoría de ellas se debe a la desinformación o a la creencia errónea de que un cuerpo delgado es sinónimo de salud. La bulimia, anorexia, vigorexia, obesidad, anemia e hipovitaminosis (entre muchas otras), pueden ser tratadas con buenos y mejores hábitos alimenticios.

El ámbito familiar es el primer espacio para conocer estas cuestiones, pero en ocasiones se requiere de la ayuda de especialistas nutricionales o psicólogos que orienten a las personas hacia una nutrición más sana. Desde el área de educación física también se trabaja el aspecto alimenticio, ya que sin una buena alimentación, el cuerpo no estará preparado para hacer deporte o resistir la actividad física, y se podrá lastimar.

Finalmente, la clave para una buena alimentación es combinar diversos alimentos y prácticas alimenticias que la conviertan en equilibrada, higiénica, variada y suficiente. La correcta mentalización y el cambio de actitud hacia lo positivo permitirán desarrollar hábitos saludables en relación a la alimentación y la práctica deportiva.

 


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.