El orden de los entrenamientos

Entre las personas que acuden regularmente al gimnasio es habitual encontrarse siempre con la misma pregunta: ¿Empiezo por las pesas o por el ejercicio cardiovascular?

El orden debe ser siempre el mismo, primero el calentamiento, seguidamente la musculación, a continuación los ejercicios cardiovasculares y, finalmente, los estiramientos. Este orden es el correcto, y a continuación analizaremos por qué deben hacerse primero las pesas.

La primera razón es la eficiencia. Las pesas se aprovechan mejor si puedes trabajar al 100% de tu capacidad, y eso sólo podrás hacerlo si estás descansado. Si empiezas consumiendo la energía con los cardiovasculares, no tendrás azúcar para hacer musculación y no serán tan efectivas.

La segunda razón es la comodidad. Haciendo pesas se suda menos, por lo que es bastante incómodo hacerlas con la ropa sudada y fría. Además, un músculo sudado y frío que tiene que hacer un esfuerzo demasiado grande puede provocar contracturas.

Por último, es por prevención. Se pierde mucho líquido y azúcares durante los ejercicios de cardio. Si estás deshidratado, el riesgo de lesiones por sobrecargar los músculos aumenta, por lo que más vale empezar trabajando los músculos.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.