5 consejos para mejorar el estado físico de nuestros hijos

Nuestros malos hábitos de vida del presente ha repercutido en las nuevas generaciones, la obesidad infantil es considerada una epidemia hoy en día depende de nosotros para empezar a cambiar ese patrón, y todos podemos participar.

Seguramente nos llevará un par de generaciones radicar este problema, sin embargo debemos comenzar hoy mismo  a ayudar a nuestro niños dejar la obesidad y el sedentarismo de lado. A continuación cinco estrategias sencillas que le ayudarán a establecer el camino hacia el éxito y la salud de la familia:

Ponga el ejemplo: Esto es lo más difícil, si usted no está acostumbrado al ejercicio, es imposible que pueda enseñar a sus hijos el amor por el deporte. Qué mejor razón para hacer un cambio para la salud y el bienestar de toda su familia. Comience con pequeños cambios, si esto es difícil para usted, por ejemplo un paseo junto por 15 minutos después del trabajo o por la noche. Al llevarlos al parque, participar en los juegos, no solo siéntese a mirarlos, usted puede jugar a la mancha, correr, subir las gradas, jugar a las escondidas.

Muévase como una familia. Si inicia el hábito de hacer actividades divertidas juntos como una familia cuando sus hijos son jóvenes, eso le ayudará a largo plazo, porque los niños van a estar preguntando cuál es el plan para la siguiente actividad,. Las familias más en forma que conozco son los que pasan mucho tiempo juntos. No siempre hay que organizar actividades, puede ser tan simple como ir de excursión por un sendero favorito o pasar tiempo en su parque local, playa o la piscina.

Pre-planee algunas actividades de la familia: Esto puede parecer sin sentido para usted, pero cuando toda la familia ha pre-planificado la actividad para el fin de semana entonces ellos se emocionarán con las actividades.

Asignar tareas: La familia no considera el trabajo infantil pero esto mantendrá a sus hijos activos, ellos pueden hacer las camas, poner la ropa sucia en la lavandería, guardar la ropa limpia de distancia, configurar y limpiar las mesas, hacer las compras en lugares cercanos. Por lo general limpiar y mantener las cosas ordenadas, junto con las tareas al aire libre hace que nuestros hijos canalicen sus energías, y pasen menos tiempo frente al ordenador, comiendo comida chatarra.

Cambie algunos hábitos alimenticios pobres: Los típicos hábitos alimentarios pobres, son la comida chatarra y la cafeína, si esto se trata de uno de sus puntos débiles intente hacer un trato con sus hijos. Si usted espera que ellos renuncien a vasos de bebidas colas por  agua, no lo haga de una sola vez, los cambios deben ser graduales, y puede premiar un día a la semana con esta bebida cola favorita.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.